Tasa de rebote: qué es y cómo reducirlo

Entre las principales métricas a controlar para medir el comportamiento de los usuarios y detectar el porcentaje de los que abandonan el e-commerce con rapidez se encuentra la tasa de rebote. Monitorizar esta métrica permite detectar errores y así tomar acciones en la tienda online para conseguir incrementar sus ventas.

Consejos para tu negocio

Que es la tasa de rebote

Para una tienda online es importante que los usuarios que acceden a ella permanezcan mucho tiempo navegando por su contenido y fichas de productos, ya que así se incrementan las posibilidades de que realicen una compra.

Si los usuarios abandonan un e-commerce nada más acceder y sin interactuar con el contenido o realizar ninguna otra acción, se está realizando algo mal y los resultados en ventas de la tienda se verán afectados negativamente.

El bounce rate o tasa de rebote es una métrica que mide el porcentaje de usuarios que acceden al e-commerce y lo abandonan sin llegar a interactuar con sus funciones o contenido. El concepto de rebote es abandonar un sitio web sin haber hecho nada en ella.

Midiendo la tasa de rebote junto a la métrica tiempo de permanencia de los usuarios, se pueden detectar errores y falta de optimización en un e-commerce que están reduciendo el número de ventas.

Cómo se calcula la tasa de rebote

Para calcular la tasa de rebote debe aplicarse una simple fórmula matemática:

Tasa de Rebote = (número de abandonos sin interactuar / número de visitas) x 100

Por ejemplo, si durante un mes la tienda virtual ha recibido 1000 visitas y 375 usuarios la abandonaron sin llegar a realizar ninguna acción, la tasa de rebote para ese periodo sería: TR = (375 / 1000) x 100 = 37,5 %.

Por qué los usuarios rebotan

Existen muchas razones por las que un usuario abandona un sitio web sin llegar a interactuar con él, siendo las principales:

  • El contenido no tiene relación con lo que buscaba.
  • El contenido es de mala calidad.
  • La página demora mucho tiempo en cargar.
  • La usabilidad del sitio es mala.

Cómo consultar el porcentaje de rebote en Google Analytics

Es muy sencillo conocer el porcentaje de rebote de una página utilizando para ello la herramienta gratuita Google Analytics.

Para consultar la tasa de rebote en Analytics se pueden aplicar filtros y buscar en diferentes secciones de la herramienta, como en Contenido del sitio / Todas las páginas / Tasas de Rebote. Es posible filtrar por URL para observar las estadísticas de una página en particular.

Existen herramientas especialmente indicadas para averiguar la tasa de rebote como son Clicky Analytics, Open Web Analytics y StatCounter, entre otras.

Cuál es el porcentaje de rebote ideal para un e-commerce

Conocer cuál es el porcentaje de rebote aceptable para una tienda online dependerá mucho del sector en el que opere.

Como regla general un porcentaje de rebote aceptable para un e-commerce debe permanecer entre el rango del 20 % al 40 %, siendo excepcionalmente bueno cualquier porcentaje inferior al 20 %, y siendo una clara señal de que las cosas se están haciendo más si el porcentaje de rebote supera el 40 %.

Consejos para evitar una tasa de rebote alta en tu e-commerce

A continuación, ofrecemos una serie de consejos para evitar que la tasa de rebote de tu tienda online sea muy alta, y se mueva dentro de un rango de valores ideales.

» Optimizar la velocidad web

Uno de los principales motivos por los que un usuario abandona un sitio web sin ni siquiera interactuar con él o ver su contenido, es porque demora mucho tiempo en cargar. Se estima que si un sitio web tarda más de 3,5 segundos en mostrar su contenido, el número de usuarios que regresa a la página de resultados en busca de una alternativa más rápida se dispara de forma considerable.

Para controlar el porcentaje de rebotes de un e-commerce hay que optimizar el sitio para acelerar la velocidad de carga web, aplicando medidas como:

  • Optimizando las imágenes.
  • Seleccionando un hosting rápido.
  • Evitando sobrecargar el sitio con un exceso de complementos (plugins WooCommerce o módulos PrestaShop, por ejemplo).
  • Utilizar la memoria caché.
  • Optimizar el código HTML, CSS y JavaScript.

» Mejorar las descripciones de productos

La descripción de los productos es fundamental para atraer la atención de los usuarios del e-commerce, aportando información útil e interesante sobre los artículos como sus puntos fuertes, sus características, sus dimensiones, sus funciones similares, entre otras.

Apostar por descripciones de calidad en cada producto de un e-commerce ayuda directamente a reducir el porcentaje de rebote y facilitando que los usuarios permanezcan más tiempo navegando entre sus fichas de producto.

» Utilizar imágenes de calidad

El aspecto visual es fundamental para que una tienda online pueda vender sus productos. Con imágenes de calidad de los productos, y desde distintos ángulos o perspectivas, se aviva el interés de los usuarios para conocer más a fondo los artículos de la tienda y tomar su decisión de compra.

» No abusar de elementos distractores

Es habitual utilizar distintos elementos en un e-commerce, como banners o ventanas emergentes, con el objetivo de proporcionar llamadas a la acción (call to action) para que los usuarios compren. Abusar de este tipo de elementos puede llegar a distraer o molestar a los usuarios que abandonaron la tienda en busca de una alternativa menos intrusiva.

» Realizar un buen Keyword research

Uno de los motivos por los que la tasa de rebote de tu e-commerce es muy alta puede deberse a que los usuarios que están llegando a través de Google o redes sociales, no están interesados en los productos y servicios que ofreces.

Si la tienda se está posicionando por unas palabras clave incorrectas se estará atrayendo a usuarios que no están dentro del target y que por lo tanto, abandonarán la web a las primeras de cambio al ver que no ofrecen productos de su interés.

Realizando un buen estudio de palabras clave se pueden seleccionar las keywords adecuadas para atraer a usuarios dentro del perfil o buyer persona a la que se dirige la tienda.

» Apostar por el diseño responsive

Hoy en día la mayoría de personas utilizan sus teléfonos móviles para comprar por internet, por lo que es de vital importancia contar con una tienda online responsive. Si el e-commerce no se adapta a las características especiales de estos dispositivos (pantalla más pequeña, orientación vertical y uso táctil), su tasa de rebote se incrementará de forma considerable.

» Mejorar el enlazado interno

Con un buen enlazado interno se consigue que los usuarios de un e-commerce puedan desplazarse por el contenido de la tienda de forma sencilla y fluida. Mejorar el enlazado interno para que el usuario pueda acceder a lo que busca en apenas unos clics o pulsaciones, es una de las mejores formas de reducir la tasa de rebote.

» Utilizar técnicas de ventas cruzadas

El cross selling o ventas cruzadas es una buena técnica para mantener a los usuarios conectados a los productos de la tienda e incrementar sus ventas. Recomendar productos relacionados hace que los usuarios no abandonen el carrito de la compra o una ficha de productos, al despertar su interés otro producto que tiene relación con lo que busca.

La tasa de rebote es una métrica muy importante que debes monitorizar en tu e-commerce, pues es un indicador de si el contenido de tu tienda y su rendimiento es satisfactorio para tus clientes y usuarios.

Si el porcentaje de rebote de tu e-commerce es demasiado alto, es necesario que optimicen la velocidad de carga, mejores tu enlazado interno y definas bien las palabras por las que te estás posicionando. Aplicando las recomendaciones que ofrecimos anteriormente podrás disminuir la tasa de rebote y conseguir incrementar las ventas de tu tienda online de forma significativa.