Cómo elegir el mejor hosting para tu ecommerce

El hosting de una tienda online debe ser seleccionado con especial atención pues tiene un impacto directo en aspectos fundamentales como su rendimiento, velocidad de carga o capacidad para soportar picos elevados de tráfico web.

Consejos para tu negocio

Qué es hosting

Un hosting o proveedor de alojamiento web es un servicio en la nube que se contrata para alojar los archivos que componen la tienda online. Este sitio cuenta con una dirección IP que se puede redireccionar hacia un nombre de dominio para que los usuarios puedan acceder al e-commerce introduciéndolo en el navegador web que utilicen o en un buscador web como Google.

Existen diferentes tipos de alojamiento web que pueden contratarse como el alojamiento compartido, el hosting dedicado o el hosting VPS, principalmente. Cada uno de estos tipos de alojamiento cuenta con unas características determinadas y un coste diferente.

Cuál es el mejor hosting para tienda online

La elección de un servidor para un e-commerce es un proceso muy importante para conseguir que la tienda pueda ofrecer la mejor experiencia de usuario, pueda posicionarse en mejor lugar en las páginas de resultados de Google, y esté lista para soportar picos altos de tráfico web sin que su rendimiento se vea afectada.

A continuación, mostraremos los puntos más importantes que deben tenerse en cuenta en el proceso de selección del mejor hosting para una tienda online.

1. Rendimiento

Una tienda online debe tener un buen rendimiento para que los usuarios puedan disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Se debe elegir un hosting rápido para que la velocidad de carga del e-commerce sea ágil, y las fichas de producto y el resto de contenido se muestren al usuario de forma inmediata.

Un hosting para e-commerces debe tener las siguientes características principales para garantizar una carga rápida del contenido:

  • Unidades SSD. Las unidades de almacenamiento sólido aceleran el tiempo de lectura y escritura de archivos, lo que permite ofrecer el contenido web de la tienda online mucho más rápido.
  • Capacidad de proceso. El servicio de alojamiento contratado debe incluir una gran capacidad de proceso para poder gestionar rápida y eficientemente todas las solicitudes de acceso que reciba.
  • Memoria RAM. La cantidad de memoria RAM es otro aspecto importante para garantizar que el servidor web pueda gestionar toda la información de forma rápida.
  • Ancho de banda. Con un buen ancho de banda los datos de la tienda online serán enviados más rápido a los usuarios.

2. Escalabilidad

El hosting debe ser escalable, es decir, que las características o prestaciones contratadas puedan ser aumentadas en cualquier momento de forma rápida y sencilla, para poder adaptarlas a las necesidades de la web en cada momento.

Por ejemplo, si se necesita más espacio web de almacenamiento porque se van a implementar nuevos productos en la tienda, se podrá incrementar este espacio de manera rápida y sin que ello afecte a la disponibilidad del sitio.

3. Soporte técnico

Otro aspecto crucial a la hora de contratar un hosting es el servicio de soporte o atención técnica que ofrezcan. Lo mejor es optar siempre por un hosting que incluya un soporte 24/7 para poder resolver cualquier problema o incidencia inmediatamente, independientemente del día u horario en el que se produzca.

También es importante contratar un hosting con soporte en español y tener en cuenta los canales de comunicación que utilizan, como por ejemplo chat online, llamada de teléfono y correo electrónico.

El mejor hosting para un e-commerce ofrecerá un servicio de soporte profesional con atención 24/7 y diversos canales de comunicación, para garantizar que siempre haya un experto velando por el buen funcionamiento de la tienda online.

4. Seguridad web

Un aspecto clave en un e-commerce es su seguridad web. Se trata de sitios donde los usuarios utilizan sus datos bancarios o de pago para realizar sus compras, por lo que es necesario que lleven a cabo las transacciones en un entorno seguro que garantice su privacidad e integridad.

El mejor hosting que contratar para un e-commerce debe incluir un certificado SSL y protocolo HTTPS para garantizar la seguridad en la navegación y el intercambio de información. Estos sistemas de seguridad encriptan cualquier transferencia de datos entre el usuario y la tienda online, impidiendo que cualquier tercero no autorizado pueda acceder a su contenido. Incluso si los datos son interceptados, no se podrá acceder a su contenido al no poseer la clave de encriptación.

Los usuarios de una tienda online no comprarán si su navegador web no muestra el sitio como seguro, es decir, que en la barra de direcciones se muestre el candado de seguridad y la indicación de que se trata de una web segura. Esto se consigue con el protocolo HTTPS y el certificado de seguridad SSL.

Otros sistemas de protección que debe proporcionar el hosting son:

  • Contra ataques de denegación de servicio (DDoS).
  • Contra ataques de inyección de código SQL.
  • Sistemas antispam.
  • Protección contra malware.

5. Copias de seguridad

Un buen hosting para un e-commerce debe incluir un sistema de backup periódico y automatizado. Esto garantiza que, ante cualquier ataque o incidente grave, se pueda rescatar la tienda de forma inmediata para minimizar el tiempo que no esté disponible para los usuarios.

Las copias de seguridad deben realizarse automáticamente sin la necesidad de la intervención humana, así se garantiza que siempre se lleven a cabo. Además, deben ser copias periódicas para que, en caso de rescatarlas, sean lo más cercanas posibles y se pierda la menor cantidad de información.

6. Aplicaciones web

Los mejores hostings incluyen en sus servicios la posibilidad de instalar las aplicaciones web más populares de forma automática. Para un e-commerce es necesario que el hosting incluya la posibilidad de instalar automáticamente la herramienta que se utilizará para crear y gestionar su contenido, como por ejemplo Magento, PrestaShop o WooCommerce (WordPress).

Este tipo de servicios ahorra mucho tiempo y esfuerzo a la hora de instalar y configurar de forma apropiada la herramienta de gestión de la tienda online, así como la creación y vinculación con la base de datos MySQL que se empleará para almacenar y acceder a la información de la tienda.

7. Disponibilidad

El hosting debe garantizar una alta disponibilidad, es decir, que la tienda online esté siempre disponible para los usuarios. En las condiciones de contratación de un hosting se podrá verificar que ofrezca la máxima disponibilidad, solo con mínimos tiempo de interrupción para mantenimiento.

En un e-commerce se puede realizar una venta a cualquier hora del día, en cualquier momento del año por lo que la máxima disponibilidad debe ser una característica prioritaria a la hora de contratar un buen hosting.

Hemos visto cómo elegir el mejor hosting para una tienda online y así conseguir un gran rendimiento y un alto nivel de seguridad. Es importante remarcar que muchos proveedores de servicios de alojamiento web ofrecen planes de alojamiento especiales para e-commerces donde tienen en cuenta todas las características y prestaciones especiales que necesitan este tipo de sitios.