Cómo mejorar la velocidad de carga de mi e-commerce

Una de las técnicas que toda tienda online debe aplicar en sus portales es la de mejorar velocidad de carga, pues se estima que si un sitio web demora más de 3,5 segundos en cargar el número de usuarios que lo abandonan se dispara. Si un e-commerce tiene un tiempo de carga lento dejará de realizar muchas ventas porque los usuarios lo abandonarán en busca de otra tienda más rápida donde acceder a los artículos que buscan.

Consejos para tu negocio

Qué es la velocidad de carga

La velocidad de carga es el tiempo que tarda un sitio web en mostrar su contenido a los usuarios. Cuando un usuario accede a un e-commerce a través de su URL o de los resultados de búsqueda de Google, el tiempo que tarda en mostrarse su contenido es muy importante porque los usuarios cada vez son más exigentes y abandonan las páginas lentas.

Cómo saber la velocidad de carga de mi web

Para medir la velocidad de carga se pueden utilizar herramientas online gratuitas, que además de ofrecer el tiempo de carga en segundos de un sitio web, también aportan otra información valiosa, como por ejemplo qué aspectos de la web están influyendo negativamente en el tiempo de carga, o sugerencias sobre acciones a realizar en la web para acelerar su tiempo de carga.

Entre los portales más utilizados para medir la velocidad de carga tenemos:

  • GMetrix. Quizás la herramienta más utilizada para medir la velocidad de carga, ofrece información sobre los elementos que la ralentizan.
  • PageSpeed ​​Insights. La herramienta gratuita de la propia Google para medir y monitorizar el rendimiento de una web, tanto en dispositivos de escritorio como móviles.

Beneficios de mejorar la velocidad de carga de mi tienda online

Mejorar el tiempo que tarda una tienda online en ofrecer su contenido a los clientes aporta una serie de beneficios como:

  • Reduce la tasa de rebote. Disminuye el número de usuarios que abandonan el e-commerce sin visitar otra URL del mismo o interactuar con alguna de sus funciones.
  • Incrementa las ventas. Con un mayor rendimiento los usuarios pueden acceder de forma más rápida a las fichas de producto y a las ofertas del e-commerce, incrementando las conversiones.
  • Ofrece una mejor experiencia de usuario. Los usuarios reciben una mejor experiencia cuando navegan por el e-commerce (mayor fluidez y acceso inmediato al contenido).
  • Mejora el posicionamiento web. Google premia con mejores posiciones en sus páginas de resultados de búsqueda o SERP, a aquellas webs que tienen un menor tiempo de carga.

Cómo mejorar el tiempo de carga de mi web

Son muchos los factores que influyen en la velocidad de carga de una web. Optimizando muchos elementos de un e-commerce se puede lograr acelerar la velocidad de carga y disfrutar de todos los beneficios que aporta.

Algunas de las acciones más interesantes para mejorar la velocidad de carga de una tienda online son:

» Optimizar las imágenes

Las imágenes y fotografías suelen ser los elementos que más ralentizan la carga de un sitio web. En un e-commerce este factor es determinante pues es necesario utilizar un gran número de imágenes de los productos para facilitar a los usuarios la decisión de compra.

Para poder reducir la velocidad de carga de una tienda online optimizando sus imágenes se pueden aplicar diferentes técnicas.

1. Utilizar formatos comprimidos

Existen múltiples formatos que permiten reducir el tamaño de una imagen con una pequeña pérdida de calidad. Recurrir a estos formatos es una buena forma de aligerar el peso de las imágenes de un e-commerce y conseguir que el sitio cargue de forma más rápida.

El formato JPG es uno de los más interesantes pues permite una compresión de tamaño de distintos niveles para poder ajustar la ratio compresión calidad a la más adecuada. También nuevos formatos de imágenes como WebP de Google permiten reducir de forma considerable el peso de una imagen.

2. Reducir la resolución de las imágenes

Un e-commerce debe incluir imágenes de calidad para poder ofrecer al usuario la mejor experiencia. Muchas veces no es necesario incluir imágenes con grandes formatos, pudiendo reducirse la resolución hasta un punto donde se muestran con un alto nivel de calidad, pero con un tamaño de imagen mucho menor.

Reducir la resolución de las imágenes también conseguirá reducir su peso y acelerar la velocidad de carga.

3. Utilizar miniaturas para previsualización

Una técnica para utilizar imágenes sin que incrementen el tiempo de carga es utilizar miniaturas para previsualizarlas. Estas miniaturas muestran la imagen en un formato mucho más pequeño para que carguen de forma inmediata. La imagen original no se mostrará hasta que el usuario haga clic en la miniatura.

Con este pequeño truco se puede acelerar de forma considerable el tiempo de carga de un sitio web.

4. Reducir el número de imágenes 

Finalmente, eliminar todas aquellas imágenes innecesarias que no aporten valor al usuario es una buena forma de acelerar el tiempo de carga de un e-commerce.

» Seleccionar un buen hosting

La elección del proveedor de alojamiento web tiene una influencia directa en el tiempo de carga. Para poder acelerar la velocidad de carga de una tienda online se debe contratar una tarifa que incluya elementos como unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD), gran capacidad de proceso y memoria RAM del servidor web, y una alta tasa de transferencia.

Optar por un servidor VPN en lugar de uno compartido también es una buena forma de evitar que la web se ralentice si cualquier web alojada en el mismo servidor experimenta un alto pico de tráfico web.

» Optimizar el código web

En el desarrollo de un e-commerce se utilizan lenguajes de programación como PHP, JavaScript, HTML y CSS. Optimizar el código escrito en estos lenguajes consigue que el funcionamiento de la una página web sea más rápido y fluido.

Limpiar el código web debe ser una tarea habitual de mantenimiento de una tienda online para mejorar el funcionamiento del sitio y acelerar su velocidad de carga.

» No sobrecargar el CMS

El CMS que se utilice para crear y gestionar la tienda no debe sobrecargarse de complementos o módulos innecesarios que ralentizan el funcionamiento del sitio.

Por ejemplo, si se instalan una gran cantidad de plugins en una tienda WooCommerce, el rendimiento de la misma se puede ver afectado de forma negativa.

» Otras recomendaciones para acelerar la velocidad de carga

También se pueden realizar otras acciones que ayudan a mantener una tienda virtual con una velocidad de carga apropiada, como insertar vídeos de los productos desde servidores externos o activar el uso de la memoria caché.

Optimizar un e-commerce para conseguir que disponga de un mejor tiempo de carga aporta muchos beneficios importantes como un mayor número de ventas, un mejor posicionamiento en Google o la proyección de una mejor imagen de la tienda.

Con las recomendaciones aportadas anteriormente se puede conseguir que una tienda online tenga un tiempo de carga óptimo y que ofrezca una gran experiencia a los usuarios que la visitan con intención de adquirir sus productos y servicios.