Qué es el ROI de un ecommerce y cómo calcularlo

Una tienda online tiene como principal objetivo vender la mayor cantidad de productos para sacar los máximos beneficios. Una métrica importante para evaluar si cumpliendo este objetivo el negocio es realmente rentable es el ROI, pues tiene en cuenta aspectos como el coste, además de los ingresos obtenidos.

Consejos para tu negocio

Qué es el ROI

Para sacar el máximo partido de un e-commerce es fundamental monitorizar todas las acciones que se realizan, ya que de esta forma se puede conocer si es necesario aplicar correcciones para poder alcanzar los objetivos. Utilizando métricas y KPI (métricas asociadas a un objetivo concreto) es más sencillo controlar una tienda online, consultando sus valores y su variación a lo largo del tiempo.

El retorno de la inversión o ROI (Return Of Investment) es una de las métricas más importantes que se utilizan para gestionar y controlar un proyecto. Esta métrica mide la rentabilidad que tiene una inversión determinada, es decir, indica la ganancia que se obtiene tras realizar una inversión.

El ROI es una métrica que se utiliza de forma habitual en cuadros de mando e informes como KPI para medir la rentabilidad de un proyecto o inversión. Por ejemplo, en una tienda online se puede emplear el ROI para evaluar si una campaña de publicidad de pago por clic que conduce a una ficha de producto ha sido rentable.

Cómo se calcula el Retorno de la Inversión

El cálculo del ROI es un proceso que no tiene gran dificultad, ya que se trata de aplicar unos datos a una fórmula concreta, para conseguir el valor de esta métrica y valorar su impacto en una inversión o proyecto.

Para calcular el ROI, la fórmula a utilizar es la siguiente:

ROI = (Ingreso obtenido – Inversión realizada) / Inversión realizada

El ROI se calcula para un periodo de tiempo determinado por lo que los valores que se aplican en esta fórmula tienen que estar dentro de ese intervalo para que esta métrica tenga sentido y ofrezca un resultado que refleje la rentabilidad real.

Muchas veces se trabaja con esta métrica en porcentaje pues es más sencillo para comprender cuál ha sido la rentabilidad obtenida. Multiplicando el resultado de obtenido de la fórmula anterior por 100, se obtendrá el retorno de la inversión en porcentaje:

ROI = ((Ingreso obtenido – Inversión realizada) / Inversión realizada)) x 100

Mejorar el ROI es una de las prioridades de cualquier empresa pues significa incrementar los beneficios y garantizar que el negocio sea rentable y pueda crecer y competir en el mercado. A mayor retorno de la inversión, mayores serán las ganancias obtenidas y la empresa estará en una situación financiera más sólida y consolidada.

Ejemplo de cálculo de ROI

Para comprender cómo se realiza el cálculo del ROI lo mejor es utilizar un ejemplo. Supongamos una tienda online que realiza una campaña de promoción de un producto en redes sociales con el objetivo de incrementar sus ventas.

La campaña se desarrolla en Facebook e Instagram durante dos semanas y tiene un coste de 600 €. Analizando las ventas del e-commerce con Google Analytics obtenemos que los ingresos generados relacionados con la venta de ese producto en esas redes sociales son de 1800 € durante esas dos semanas. Para calcular el ROI aplicaríamos la fórmula de la siguiente manera:

Beneficio obtenido = 1800 €

Inversión realizada = 600 €

ROI = (1800 – 600) / 600 = 1200 / 600 = 2

El retorno de la inversión de la campaña en redes sociales de la tienda online es de 2, lo que quiere decir que por cada euro que se invierte en la campaña en redes sociales, se ha obtenido dos euros de beneficio.

Cuáles son las ventajas de un buen ROI para un e-commerce

El ROI de una tienda online es una métrica muy útil para valorar la rentabilidad del negocio. Monitorizar el ROI de las inversiones que se realizan es muy importante para un e-commerce, ya que ofrece ventajas como:

» Conocer qué estrategias de marketing son las más rentables

Uno de los beneficios más importantes del ROI para una tienda online es el de conocer la rentabilidad de las acciones de marketing y campañas publicitarias que se llevan a cabo. De esta forma, es más sencillo valorar si es mejor invertir en una u otra estrategia.

Por ejemplo, si una tienda tiene un ROI de 0.5 en SEO y un ROI de 3 en sus campañas de marketing digital, la rentabilidad del e-mail marketing es mucho mayor que la que genera la inversión en SEO. Sin embargo, es fundamental no analizar el ROI de forma aislada, ya que hay otros factores importantes antes de valorar si se apuesta por una u otra estrategia, como el volumen de ventas generado.

Puede ser que el SEO tenga un ROI más bajo, pero las ventas que genera sean notablemente superiores, por lo que sigue siendo mejor apostar por su implementación, aunque su retorno de la inversión sea más bajo que el del e-mail marketing.

» Ayuda a planificar las estrategias a seguir

Calcular el ROI es una manera de disponer de información de valor que permite tomar mejores decisiones a la hora de diseñar e implementar las estrategias de una tienda virtual. Esta métrica ofrece un valor basado en fiables que permite identificar la rentabilidad de las inversiones a realizar, pudiendo seleccionar entre las acciones a realizar, aquellas que más beneficios aporten al e-commerce.

» Optimizar costes

En la fórmula de cálculo del ROI, los costes de la inversión tienen un impacto directo en su valor. Mientras menores sean los costes, mayor será la rentabilidad obtenida de una inversión.

El ROI es una buena forma de optimizar los costes para buscar una mayor rentabilidad de una tienda online. Cuando se va a realizar una inversión en marketing de contenido, por ejemplo, reducir los costes asociados a su implementación permitirá ajustar el ROI y hacer que la rentabilidad aumente.

» Mejora continua

Monitorizando el ROI de las distintas acciones que se llevan a cabo en el e-commerce se instaurará un sistema de mejora continua en la tienda. Controlar esta métrica en cada acción a lo largo del tiempo permitirá tomar siempre decisiones buscando optimizar los costes y elevar los ingresos, en un proceso continuado que permitirá que la tienda online crezca y sea más competitiva en el mercado actual.

» Evitar malas inversiones

Con la información que ofrece el ROI es más sencillo identificar aquellas inversiones que se han realizado en la tienda y que no han ofrecido una buena rentabilidad, o incluso, han producido pérdidas. De esta forma es más sencillo descartarlas y no volver a implementarlas en el futuro.

El ROI es una métrica que te ayudará a conocer si estás obteniendo una buena rentabilidad de las inversiones que haces en tu tienda online. Calcular el ROI es un proceso muy fácil que te permite disponer de información muy útil para conocer la rentabilidad de tu negocio online, y tomar las mejores decisiones para optimizar las acciones y estrategias a seguir para incrementar las ventas, ajustar los costes y obtener mayores beneficios.