Cobranding: qué es y cómo funciona

Con el cobranding se busca la colaboración con empresas o profesionales con productos o servicios complementarios para alcanzar unos objetivos de crecimiento y reconocimiento en el mercado. En la unión está la fuerza, algo que persigue el cobranding uniendo los esfuerzos de varias empresas en un momento de vida similar.

Consejos para tu negocio

Cobranding: definición

El cobranding es una estrategia de marketing a través de la cual, dos o más empresas colaboran por tiempo definido para alcanzar una serie de objetivos fijados. En este tipo de alianzas se persigue que ambas empresas se beneficien, incrementando su rentabilidad y mejorando su posicionamiento digital y la proyección de su marca.

Es importante destacar que el cobranding se centra en la imagen de marca de las empresas implicadas, dejando al lado otros aspectos como la distribución o la producción, por ejemplo.

Qué tipos de co branding existen

Podemos diferenciar diversos tipos o modelos de cobranding, dependiendo de cuáles sean las necesidades u objetivos de las empresas:

1. Cobranding complementario

En este modelo de cobranding cada marca aporta lo mejor de sí misma para poder lanzar al mercado un servicio o producto único e innovador, algo que no podrían hacer ambas empresas por sí solas.

Uno de los ejemplos más interesantes de este tipo de cobranding se produjo en la colaboración entre dos gigantes como Nike y Apple, ofreciendo unas zapatillas con chip integrado que se conectan con un iPod con el objetivo de unir música con deporte (concepto innovador).

2. Co branding de ingredientes

Se produce cuando dos empresas están dentro del mismo sector y modelo de negocio, compartiendo el mismo target y los mismos objetivos. En la colaboración ambas ofrecen productos nuevos relacionados que tienen un gran impacto en los consumidores.

En este tipo de co branding tenemos ejemplos como Domino’s Pizza con la prestigiosa empresa de helados Ben & Jerry’s, o un caso mucho más gráfico como es el de McDonald’s con Oreo, para ofrecer un nuevo producto, el helado McFlurry de Oreo que combina el típico helado de McDonald´s con las famosas galletas Oreo.

3. Cobranding de valor

Se produce cuando las marcas que se alían son complementarias, consiguiendo que los valores de una, eleven a la otra, y viceversa. Una de las grandes ventajas de este tipo de cobranding es que se aporta mayor valor al consumidor gracias a los beneficios obtenidos por parte de la marca colaboradora.

BMW y Louis Vuitton colaboraron para añadir valor a sus productos, adaptando el modelo BMW i8 y una serie de bolsos y maletas de Louis Vuitton para que encajasen de forma precisa en su maletero. Ambas empresas aportan su valor y prestigio, ofreciendo a los clientes productos relacionados con un valor mucho más alto.

4. Cobranding de conocimiento

En este tipo de colaboración entre marcas, una de ellas busca sacar beneficio del alcance de la otra, para poder introducirse en un mercado o incrementar sus ventas. En estas relaciones, una de las empresas suele ser más pequeña que la otra, buscando que el prestigio de la mayor eleve sus resultados.

Un ejemplo de este tipo de cobranding de conocimiento lo podemos ver con la creación de un nuevo helado llamado Tres Leches Brigadeiro por parte de una pequeña y famosa heladería de Nueva York llamada My Sweet Brigadeiro (empresa brasileña). Para la creación de este nuevo helado, colaboraron con la prestigiosa empresa alemana de helados a nivel internacional Häagen-Dazs, alcanzando un gran impacto en los consumidores.

Qué ventajas aporta el cobranding

Con el co branding se buscan mejorar muchos aspectos de la empresa, sobre todo aquellos relacionados con la imagen de marca y el incremento de las ventas.

Entre los principales beneficios que aporta este modelo de negocio podemos destacar:

  • Captación de nuevos clientes.
  • Mejor posicionamiento en el mercado.
  • Reducción de los costes al compartir gastos y recursos.
  • Proyección de una mejor imagen de marca.
  • Incremento de las ventas.
  • Llegar a mercados que anteriormente eran inalcanzables.
  • Crear productos o servicios innovadores.

Cómo sacar el máximo partido del cobranding

Apostar por el cobranding es una gran alternativa para dar un buen impulso al negocio y lograr incrementar sus cifras de ventas, su prestigio o su posición en el mercado.

A continuación, ofrecemos una serie de recomendaciones para que puedas aplicar esta técnica de colaboración interesada con otras marcas y así elevar tu negocio a un nuevo nivel.

» Seleccionar el tipo de co branding adecuado

Una de las claves del éxito en esta estrategia es la elección del tipo de cobranding a utilizar. Fijar los objetivos que se quieren lograr es el primer paso para conocer cuál de los diferentes modelos de cobranding es el más adecuado, y así poder buscar la empresa o empresas colaboradoras adecuadas, y diseñar la mejor estrategia de implantación.

» El <<co>> de cobranding es de colaboración

Aunque parezca una obviedad, el cobranding se nombra de esta forma porque es una colaboración, por lo que es importante buscar modelos de negocio en los que ambas empresas obtengan un beneficio cuantificable o evidente (lo que se conoce como un win-win).

Si las ventajas son grandes y evidentes para una de las empresas, pero no son realmente atractivas, este modelo de negocio no tendrá éxito, o incluso no se llegará a producir al retirarse una de las empresas colaboradoras.

Al establecer un proyecto o estrategia de cobranding hay que tener una mentalidad abierta, y no solo buscar el beneficio propio, sino el de la empresa o marcas colaboradoras.

» Establecer un plan de trabajo y comunicación

En un proceso de cobranding, donde distintas empresas tienen que realizar procesos, compartir responsabilidades y trabajar en conjunto, es importante establecer un buen plan de trabajo colaborativo.

La comunicación es una de las claves para que este tipo de negocios tengan éxito, por lo que es muy importante fijar reuniones periódicas, utilizar herramientas digitales que faciliten la colaboración y la comunicación, y crear un clima positivo entre los equipos de trabajo de ambas empresas.

La selección de los miembros de los equipos de trabajo para un proyecto de cobranding debe apostar por perfiles con habilidades sociales y gran capacidad de trabajo colaborativo.

» Definir de forma clara los distintos roles

Uno de los principales problemas que se pueden encontrar en el cobranding es el choque entre los equipos de trabajo de ambas empresas a la hora de definir los roles de cada uno. Es imprescindible establecer las responsabilidades y obligaciones de cada empresa y sus equipos de trabajo antes de ejecutar este tipo de colaboraciones, ya que evitará futuros conflictos entre los equipos de trabajos, evitará que se solapen tareas y se sea menos eficiente, y se conseguirá avanzar más rápido a la hora de lograr los objetivos fijados.

Una buena comunicación, como indicamos anteriormente, es clave para poder definir de forma transparente los roles de cada empresa y sus equipos de trabajo en una estrategia de co branding.

Una buena estrategia de cobranding ofrece a las empresas implicadas la oportunidad de mejorar sus resultados y de alcanzar una posición de fortaleza en el mercado. Este modelo de negocio suele tener unos resultados muy positivos, ya que ambas empresas buscan un beneficio basado en la colaboración, trabajando de forma conjunta para lograr sus objetivos.