Energías renovables y logística: ¿cuál será el futuro del sector?

Las energías renovables se están convirtiendo en la tendencia del futuro en el sector energético. Ya no se consideran un nicho, ahora, por el contrario, están conquistando un espacio cada vez mayor. En el sector de la logística, los clientes prestan cada vez más atención al impacto medioambiental de las empresas elegidas y al tipo … Continued

Ecommerce

Las energías renovables se están convirtiendo en la tendencia del futuro en el sector energético. Ya no se consideran un nicho, ahora, por el contrario, están conquistando un espacio cada vez mayor. En el sector de la logística, los clientes prestan cada vez más atención al impacto medioambiental de las empresas elegidas y al tipo de transporte, y están dispuestos a pagar un precio adicional por la logística sostenible, el carácter sostenible del embalaje de un producto, las menores emisiones de dióxido de carbono, etc.

Si a continuación consideramos los aspectos económicos y de inversión de las empresas de este sector, nos daremos cuenta de que las ventajas también aumentan desde este punto de vista.

El paquete de medidas «Fit for 55» de la Unión Europea, pretende reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 55% para 2030, en comparación con las de 1990 . Este paquete incluye numerosas propuestas:

  • la creación de un fondo social del clima
  • una modificación del reglamento que establece las normas de emisiones de CO2 para coches y furgonetas
  • una reducción del coste de las energías renovables.

Hasta hace poco tiempo, las fuentes de energía renovable estaban principalmente subvencionadas por políticas e incentivos estatales. De hecho, se consideraban mucho más caras. Sin embargo ahora, algunas de ellas están siendo más baratas que los combustibles fósiles.

¿Cuáles son las principales fuentes de energía alternativas que se están abriendo paso en el sector del transporte y la logística? ¿Cuáles son sus verdaderas ventajas?

Energías alternativas y sostenibilidad

Cada vez es más evidente la necesidad de aplicar estrategias sostenibles que luchen contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

Son muchas las empresas del sector del comercio electrónico y la logística que intentan adaptar sus objetivos a la neutralidad energética, alcanzando las cero emisiones de CO2 para 2030.  Amazon, por ejemplo, ha previsto alimentar sus actividades con 100% energía renovable para 2025. Esto se debe a que muchas empresas creen que existe  una conexión entre la optimización de recursos y la reducción de costes  por un lado y las acciones en línea con una política medioambientalmente sostenible por otro.

En el sector de la logística, sin embargo,  es importante tener en cuenta todas las etapas de la cadena de suministro (proveedores, almacenes, socios, clientes finales). De hecho, no sólo la elección de los medios utilizados, sino también la iluminación de los almacenes, el tipo de entrega ofrecido al cliente final y la energía utilizada en la fase de almacenamiento influyen en el resultado final.

Ventajas de las fuentes de energía renovable y alternativas

El aspecto medioambiental es una cuestión muy importante en el ámbito de la responsabilidad social de las empresas. Las ventajas que una empresa del sector logístico puede obtener del uso de energías alternativas son numerosas y significativas:

  • Reducción de los costes energéticos mediante la autogeneración de electricidad
  • Abandono de fuentes no renovables como el gasóleo
  • Energía autoproducida mediante sistemas fotovoltaicos o solares
  • Uso de vehículos eléctricos que permiten entrar incluso en zonas de tráfico limitado o peatonal en los centros urbanos.
  • Aumento de la competitividad a largo plazo

Por ejemplo, uno de los pilares en los que se basa el nuevo modelo de distribución en el comercio electrónico es la estrategia de localización: de hecho, las cadenas de suministro acercan sus centros a los consumidores finales, y esto no sólo reduce las emisiones de carbono y los kilómetros recorridos por los vehículos, sino también los costes operativos.

El siguiente paso para mejorar aún más la estrategia de sostenibilidad del comercio electrónico será acercar los centros logísticos a los centros urbanos, para incluso crear pequeños puntos de conexión dentro de la propia ciudad, contribuyendo al desarrollo de nuevas formas de  logística de proximidad y conceptos como el quick commerce, gracias a la automatización y distribución con una flota de vehículos eléctricos más pequeña y eficaz en el entorno urbano.

Eficiencia energética

La necesidad de energía en el sector logístico deriva de varios elementos. Están por una parte las necesidades térmicas como la calefacción y la refrigeración. Por otra parte, deriva también de los sistemas de iluminación de los almacenes, las zonas de depósito y los centros operativos. Por este motivo, sería una ventaja competitiva para las empresas utilizar sistemas de eficiencia energética, que permiten reducir el consumo y, por tanto, los costes. 

Desde el punto de vista medioambiental, esto permite aumentar los procedimientos a favor de la sostenibilidad medioambiental, lo que también aumenta la imagen y reputación corporativa. Además, desde una perspectiva ecológica, también es importante promover políticas de reutilización y reciclaje, aumentando la eficiencia de los procesos.

Las medidas más comunes de eficiencia energética

Para las empresas del sector logístico, las medidas de eficiencia energética más eficaces implican  las calderas, las bombas de calor, la iluminación, la refrigeración y, sólo después, el almacenamiento y el transporte.

Para hacer frente a los retos del aumento de los costes energéticos, las fuentes de energía renovables que pueden superar a las tradicionales son:

  • Fotovoltaica 

Un tipo de energía renovable que está creciendo rápidamente en los últimos años. Este tipo de tecnología  es capaz de llevar a una empresa a la autonomía energética, además de garantizar unos costes estables durante toda la vida del sistema  en cuestión. Se opta por la fotovoltaica por diferentes razones. Por una parte, la reducción de costes ahora apenas necesita de incentivos estatales. Por otra parte, ofrece cierta conveniencia desde el punto de vista económico. En efecto, su gran sostenibilidad permite a los empresarios rentabilizar su inversión.

  • Iluminación LED para centros logísticos y almacenes 

El consumo de electricidad para la iluminación representa alrededor de  20%  del consumo total de una actividad. Para superar este problema, una de las soluciones es el uso de sistemas de iluminación LED, que garantizan un importante ahorro energético, sin dejar de cumplir su cometido desde el punto de vista de la iluminación

  • Energía eólica y solar

    Estos dos tipos de energía están en constante aumento tanto en el ámbito privado como en el empresarial. Son capaces de producir energía térmica o eléctrica y, sin duda, representan las fuentes renovables más limpias por excelencia. 

Los únicos problemas críticos que aún existen están relacionados con los elevados costes de mantenimiento e instalación. Sobre todo, con la imprevisibilidad de las condiciones meteorológicas. La energía eólica, por ejemplo, está fuertemente influenciada por la geografía del lugar. Pero la planta tiene un ciclo de vida muy largo, pudiendo alcanzar más de 25 años sin necesidad de cambios e intervenciones

  • Energía geotérmica

La energía geotérmica es aquella que, en comparación con otras renovables, es capaz de crear más electricidad, derivada directamente del calor que escapa de la corteza terrestre. No está sujeta a los cambios climáticos o meteorológicos y, por lo tanto, puede representar una gran ventaja para las empresas que decidan utilizarla, ya que es más estable y con sistemas silenciosos.

Los costes siguen siendo bastante elevados. El mantenimiento, por el contrario, tiene unos costes mucho más bajos con una vida útil muy larga del sistema.

  • Los vehículos pivotantes son mejores que el vuelo aéreo

Hablando de emisiones de CO2, la elección entre los modos de transporte utilizados para las entregas también es crucial:  los vehículos pesados (camiones) son mejores en términos de impacto ambiental que los vehículos aéreos que, en el corto recorrido, pueden tener hasta 15 veces más impacto

Si se utilizan trenes de propulsión eléctrica, las emisiones de CO2 se reducen en un 70% en comparación con el transporte por carretera.

Por ello, es imprescindible repensar el sector logístico con vistas a reducir el impacto medioambiental tanto del comercio online como del tradicional. La creación de hubs nacionales permite reducir los kilómetros recorridos y el número de vehículos utilizados, reduciendo las emisiones de CO2 hasta en 450 toneladas.

El uso de nuevas tecnologías derivadas de fuentes de energía renovable por lo tanto también tiene un impacto en la competitividad, no sólo de las empresas, sino de toda la economía de un país, ya que también influye en los procesos de innovación y desarrollo.

Por esta razón, es importante   repensar toda la cadena de suministro del sector logístico. Tener horizontes definidos pero mejorar constantemente: este debería ser el mantra de todas las empresas y, sin duda, el punto medioambiental es crucial para empezar.

Desde Packlink, seguiremos esforzándonos por aportar nuestra propia contribución a la evolución del sector logístico, centrándonos en que la entrega de paquetes sea cada vez más ágil, automatizada y eficaz. No dude en consultar nuestros servicios para saber cómo podemos ayudarte a agilizar tus actividades de envío.