Quick commerce: qué es y cuáles son sus ventajas

Hoy en día, hablar de logística es, más que nunca, hablar de e-commerce, y viceversa. El sector de la logística en Europa está viviendo un período de enormes transformaciones, y esto no solo se debe a los cambios provocados por la pandemia, sino también a la conexión cada vez más estrecha con las nuevas tendencias … Continued

Ecommerce

Hoy en día, hablar de logística es, más que nunca, hablar de e-commerce, y viceversa. El sector de la logística en Europa está viviendo un período de enormes transformaciones, y esto no solo se debe a los cambios provocados por la pandemia, sino también a la conexión cada vez más estrecha con las nuevas tendencias del e-commerce. Esto plantea nuevos retos, como la logística sostenible, más sensible a la rápida transformación del sector, cada vez más digitalizado. 

Las nuevas tecnologías permiten optimizar los procesos y, sobre todo, nos ayudan a satisfacer a unos clientes cada vez más exigentes. La satisfacción del cliente se ha convertido en el aspecto central de las compras online; el precio, la variedad de productos y la velocidad de entrega son factores determinantes en la elección del e-commerce. Y justamente «velocidad» parece ser la palabra clave del futuro. Esto ha dado lugar a una nueva generación de e-commerce: el Q-commerce o Quick commerce.

Pero, ¿qué es el Q-commerce, cuáles son sus ventajas y cómo puede facilitar la logística de proximidad?

¿Qué es el Quick commerce?

El Q-commerce, abreviatura de Quick commerce, es la tercera generación del comercio, o mejor dicho, la nueva frontera del sector. De hecho, a diferencia del e-commerce tradicional, el Quick commerce garantiza al cliente entregas muy rápidas: de 15 minutos a 2 horas. En un principio, surgió como una función para el sector de supermercados y para satisfacer las necesidades básicas durante la pandemia, pero ahora se está extendiendo gradualmente a más y más sectores.

Su fuerza radica en una amplia red de almacenes locales, las llamadas dark stores, ubicados cerca de las zonas de compra. De este modo, la entrega de los productos se realiza con rapidez gracias a:

  • La cercanía a los almacenes logísticos
  • Los medios de transporte utilizados para las entregas (principalmente bicicletas normales y eléctricas o patinetes eléctricos), que se ven menos afectados por el tráfico de las grandes ciudades 
  • Una tecnología cada vez más orientada al consumidor a través del big data, que permite un análisis exhaustivo de las preferencias del consumidor.

Utilización del Big Data

Mediante el análisis de datos y el uso de la inteligencia artificial, las empresas pueden recopilar y procesar las preferencias de los consumidores, sus hábitos de compra e identificar sus perfiles de compradores, agrupados por características específicas (demográficas, de comportamiento y con intereses y valores similares). De este modo, no solo se mejoran los procesos de atención al cliente, con un servicio específico y orientado a este, sino que se reduce el riesgo de escasez o superávit de mercancías en los almacenes, con una asignación de recursos más eficiente a nivel local. 

Además, el análisis de datos no solo permite registrar la información en función de los tipos de productos, las cantidades y las categorías, sino también las franjas horarias de mayores compras, las zonas de la ciudad más afectadas y las cantidades solicitadas. Por lo tanto, este análisis predictivo resulta esencial en el desarrollo del Quick commerce. Cuando las empresas no disponen de información basada en datos, pueden generar pérdidas innecesarias.

Las ventajas del Quick commerce

Veamos cuáles son las principales ventajas del Quick commerce, tanto para los consumidores como para las empresas y pymes que utilizan esta herramienta.

  • Para consumidores: rapidez y calidad

El primer factor a tener en cuenta es la rapidez de las entregas que para el consumidor se ha convertido en un factor fundamental en la elección del e-commerce. Según nuestro último informe Analizando el comportamiento del consumidor online, la velocidad es el segundo elemento más importante que valora el consumidor online europeo a la hora de elegir un servicio de entrega. A diferencia del e-commerce tradicional, en el Quick commerce la selección es mayor que en la tienda física, pero es el que está cerca de la zona donde vives. Por lo tanto, una menor elección que en el e-commerce tradicional, pero con mayor calidad.

  • Para las empresas: logística de inclusión y de proximidad

Las dark stores, o almacenes repartidos a nivel local cerca del cliente, permiten realizar entregas más rápidas y en cantidades mayores. Esto ofrece una enorme ventaja, ya que también se convierte en un incentivo para que las pequeñas empresas locales participen en el proceso. 

La pequeña librería, el restaurante de la esquina o la tienda de telefonía de las afueras se convierten ahora en parte activa del proceso, sin correr el riesgo de ser aplastados por los gigantes del sector. 

Por tanto, esto permite establecer asociaciones entre las plataformas logísticas y las pequeñas empresas de la zona, con una democratización del comercio online.

  • Para el medio ambiente: movilidad sostenible

El posible impacto medioambiental de un producto o servicio, es un elemento cada vez más considerado por el consumidor a la hora de realizar una compra y la Comisión Europea tiene como objetivo reducir en un 60 % las emisiones del sector transporte para 2050.

En el e-commerce tradicional, la entrega urgente a menudo se ha considerado perjudicial para el medio ambiente, ya que requiere mayor energía que la entrega convencional. Por el contrario, el Quick commerce fomenta el uso de vehículos eléctricos como las bicicletas, las scooters y los patinetes, reduciendo las emisiones de CO2. 

Además, debido a su naturaleza, se concentra en zonas geográficamente menos extensas, reduciendo la distancia entre los almacenes y el cliente final. De este modo se mejoran las entregas de último kilómetro, con un ahorro de combustible y un menor porcentaje de contaminación atmosférica.

  • Crecimiento en términos de beneficios

La pregunta que muchos se hacen es si el Quick commerce es rentable. Sin duda, con el añadido de los costes adicionales de envío o la creación de asociaciones, el Quick commerce puede convertirse en un modelo económicamente sostenible y práctico. Y esto incluso para las empresas que a menudo han tenido problemas para crecer en este ámbito o continúan teniéndolos. Si el año pasado las pymes abordaron el e-commerce de manera reactiva, ahora el reto es cambiar a un enfoque proactivo y estratégico. 

Por lo tanto, el Quick commerce no supondrá el fin del comercio local. El hecho de que el pequeño comercio y los pequeños productores hayan podido poner en marcha sus propios marketplaces, o que dispongan de herramientas para la gestión y la automatización de sus envíos nacionales e internacionales, puede marcar la diferencia. No solo como factor influyente para una recuperación y crecimiento a largo plazo, sino también para explorar nuevos horizontes. En este sentido, el Quick commerce parece ser el futuro del comercio online.

Por lo tanto, respecto a una estrategia a largo plazo, es aconsejable replantear la estructura de la red logística. La creación de centros locales permite aumentar los niveles de servicio y reducir tanto el número de vehículos que se utilizan en el transporte como los kilómetros recorridos, a la vez que tiene un impacto positivo desde el punto de vista medioambiental. Así, la demanda de mayor velocidad por parte de los consumidores se puede basar en la sostenibilidad y la inclusión.