Rotación de stock en el e-commerce

La gestión de un almacén es un tema importante para una tienda online, ya que aporta muchos beneficios como la disponibilidad de los artículos en todo momento, la correcta preparación de los envíos y control del coste de la logística y transporte. La rotación de stock es una de las principales tareas en una buena gestión del almacén de un e-commerce. Que los productos entren y salgan del almacén de forma fluida y ordenada es la mejor manera de evitar pérdidas, acelerar el proceso de entrega al cliente final y asegurar que la tienda online siempre tiene todos sus productos disponibles para la venta.

Consejos para tu negocio

Qué es la rotación de stock

La rotación de inventarios o stock es el número de veces que necesitan ser repuestos los productos de un almacén en un periodo determinado de tiempo. Es habitual que el tiempo para establecer el índice de rotación de stock se fije en un año, pero dependiendo del tipo de negocio, producto o demanda del e-commerce, este periodo puede ser diferente.

La rotación de existencias mide la cantidad de veces que un producto entra y sale del almacén completando un ciclo completo de compra, venta y entrega al cliente final.

Como norma general, si una empresa tiene un índice alto de rotación de stock quiere decir que es eficiente y rentable, mientras que una cifra baja en esta ratio puede significar que existe algún problema en la cadena de suministros o en el sistema de gestión del almacén.

Cómo se realiza el cálculo de índice de rotación

Para el cálculo del índice de rotación se utiliza la siguiente fórmula matemática:

 Rotación de stock = Ventas del periodo / Stock medio del periodo

Es decir, que la rotación del stock de una tienda online se obtiene de la división de las ventas realizadas en un periodo de tiempo, entre el stock o inventario medio durante ese periodo de tiempo.

Para calcular el stock promedio del periodo es necesario sumar el stock inicial del periodo con el stock final, y dividir el resultado entre dos. Por lo tanto, es necesario realizar siempre un inventario inicial y uno al final de ciclo para poder conocer el índice de rotación de stock.

Dependiendo del criterio que se seleccione, los valores de esta fórmula se pueden tomar como el precio de coste de los productos o como el número de unidades.

Ejemplo de la rotación de stock de una tienda online

Imaginemos que un e-commerce ha vendido a lo largo del año productos por un valor de coste de 120 000 €. Cuando se comenzó el periodo el inventario inicial era de 280 000 €, y cuando se terminó el periodo el inventario final fue de 310 000 €.

Para calcular el índice de rotación de stock es necesario primero calcular el stock promedio del periodo:

 Stock medio del periodo = (280 000 + 310 000) / 2 = 295 000

Ahora se aplica la fórmula para calcular la ratio de rotación de inventario:

 Rotación de stock = 120 000 / 295 000 = 0.41

Esta cifra de 0,41 será el índice de rotación del e-commerce, es decir que durante el periodo se ha vendido un poco más del tercio del inventario, lo que indica que hay un exceso de productos en el almacén que están generando gastos.

Por qué es importante la rotación de stock para una tienda virtual

La rotación de stock es fundamental en un e-commerce por muchos motivos. Conocer la rotación de existencias y su ratio es importante para:

» Identificar procesos ineficientes

Una baja rotación de stock indica que la tienda online está sufriendo algunos problemas que hacen ineficiente su gestión de stock. Las posibles causas de esta ratio baja de rotación pueden deberse a:

  • Estrategias de marketing ineficientes que no están alcanzando los objetivos de venta marcados, haciendo que se acumulen productos en el almacén que generan gastos.
  • Disminución de las ventas por mala optimización de los call to action del e-commerce, un proceso de compra complejo o un tiempo de carga excesivo del portal de ventas.
  • Una mala selección de productos que no interesan a los clientes.

» Entrada de nuevos competidores

Una baja rotación de stock puede indicar la aparición de nuevos competidores en el mercado que están quitando cuota de mercado y el e-commerce no está respondiendo bien a esta exigencia.

Esta incapacidad de respuesta ante los nuevos competidores hace que las ventas disminuyen y los productos se acumulen en el almacén.

» Mala política de compras

Otro aspecto que puede revelar la rotación de stock es la de una mala política de compras, es decir, que se están comprando muchos más productos de los necesarios para satisfacer la demanda que recibe el e-commerce en ese periodo de tiempo.

También puede revelar que se está comprando menos de lo que realmente se necesita para cubrir picos de demanda, y entrar en riesgo de sufrir la temida rotura de stock que obliga a retirar o poner a cero en stock algunos productos de la tienda (con las consecuencias negativas de perder ventas y dar una mala imagen del negocio).

Consejos para optimizar la rotación de stock de tu e-commerce

A continuación, ofrecemos una serie de recomendaciones para mejorar la rotación de stock de tu tienda online y conseguir que tu negocio funcione de forma óptima y eficiente.

» Clasificación de productos

Un e-commerce debe conocer los productos que más vende y los que menos salida tienen. De esta manera se puede establecer una buena política de compras, donde los productos con mayor rotación tendrán mayor stock en almacén y los que tienen pocas ventas tendrán un inventario más limitado.

Clasificar los distintos productos del almacén siguiendo el criterio de su rotación es la mejor manera de comprar de forma óptima y evitar acumular productos que pasan mucho tiempo estáticos en el almacén (productos “muertos”).

» Implementar un modelo de gestión de stock

Una forma de conseguir una buena rotación de stock es seleccionando un modelo de gestión de stock para el e-commerce que se adapte a sus características.

Entre los modelos más utilizados para gestionar un almacén tenemos:

  • Just in time. Solo tiene la mercancía justa para cada momento (justo en el momento). De esta manera se tendría un almacén pequeño y habría que realizar muchas compras pequeñas para garantizar un alto índice de rotación de stock. En este método es clave la selección de proveedores ágiles capaces de surtir al almacén de los productos necesarios de forma periódica.
  • ABC. Uno de los mejores métodos para gestionar un almacén y llevar una buena rotación de stock. Consiste en clasificar los productos por su número de ventas y realizar los pedidos de acorde a las mismas.
  • Wilson. Este método se centra en reducir los costes de almacenaje realizando menos pedidos, pero de mayor volumen, para así disminuir los gastos ocasionados por el transporte. Este método no suele ser apropiado para la mayoría de e-commerce, ya que requiere un cálculo de los pedidos muy precisos para cubrir la demanda de largos periodos de tiempo.

El índice de rotación de stock es una métrica muy sencilla de calcular y que permite conocer el funcionamiento del almacén de una tienda online. Gracias a la rotación de stock se pueden optimizar las compras y detectar fallos en las estrategias de marketing y ventas, para poder realizar las mejoras necesarias y llevar la tienda online a un nuevo nivel de eficiencia y éxito.