Ciberseguridad: cómo y por qué necesitas proteger tu negocio online

Se prevé que el número de usuarios de e-commerce ascienda a 569,8 millones en 2025. Según nuestro último informe Analizando el comportamiento del consumidor online en 2021, aproximadamente 8 de cada 10 españoles encuestados afirmó haber realizado compras en línea en el último mes. No obstante, en un mundo cada vez más digitalizado también existen … Continued

Consejos para tu negocio

Se prevé que el número de usuarios de e-commerce ascienda a 569,8 millones en 2025. Según nuestro último informe Analizando el comportamiento del consumidor online en 2021, aproximadamente 8 de cada 10 españoles encuestados afirmó haber realizado compras en línea en el último mes. No obstante, en un mundo cada vez más digitalizado también existen más oportunidades para que la creciente sofisticación de los ciberdelincuentes cause daños financieros y de reputación a los negocios en línea.

Por desgracia, el auge de la digitalización como consecuencia de la pandemia también coincidió con un crecimiento exponencial de la ciberdelincuencia que ha dado pie a una realidad poco alentadora. Según un estudio de Deloitte, el 94% de las empresas españolas ha sufrido, al menos, un incidente grave de ciberseguridad en 2021.

Para gestionar un volumen de envíos cada vez mayor, las empresas de cadena de suministro y logística recurren con más frecuencia a sistemas altamente automatizados que garantizan entregas justo a tiempo a través de numerosos medios de transporte: carretera, envíos de contenedores, flete aéreo y ferroviario. Estos sistemas pueden convertir a la industria de cadena de suministro y logística en sumamente vulnerable a los ataques

Todos los sectores de la industria, incluidos el marítimo, el ferroviario, el de transporte, los proveedores logísticos y los servicios de mensajería, se han visto afectados. El impacto está resultando muy costoso: interrumpe operaciones y tiene el potencial de crear una responsabilidad adicional, sobre todo cuando se filtran datos confidenciales de clientes. Pero ¿cómo pueden protegerse los negocios en línea de forma efectiva? A continuación, examinaremos lo que implica la ciberseguridad, qué riesgos existen y las posibles soluciones para proteger tu negocio en línea.

¿Qué es la ciberseguridad?

La ciberseguridad, también conocida como seguridad de TI, o seguridad de TIC, es un conjunto de herramientas y prácticas que permiten a las empresas y, sobre todo, a los negocios en línea, levantar una barrera entre el mundo exterior y la información clave en su posesión digital. Su referencia guarda relación con un conjunto de tecnologías cuya función es proteger los sistemas informáticos de las empresas frente a ataques externos.

No debemos subestimar dichos ataques: en caso de que un proveedor de e-commerce sea víctima de un ciberdelincuente, no solo se arriesga a la pérdida de sus propios datos o los de sus clientes, sino que también se puede dañar la reputación de la marca. Al mismo tiempo, existe también el riesgo añadido de pérdidas económicas potenciales, como multas por parte de las autoridades gubernamentales encargadas de la protección de los datos personales.

¿Cuáles son las amenazas para tu negocio en línea?

En 2021, la media de ciberincidentes paso de 1,69 a 2,13, aumentando un 26% en solo un año. Dentro de los diferentes tipos de ataques, los más recurrentes se llevan a cabo a través de esquemas de malware (14%), phishing (19%) y ransomware (18%). A día de hoy existen infinidad de formas ingeniosas de dañar a los negocios, sobre todo a aquellos que operan en línea y están especializados en el sector logístico. Entre los ciberataques más comunes se encuentran:

  • Fuerza bruta: los ataques de fuerza bruta dejan al descubierto las vulnerabilidades del software y de las plataformas en línea. Los hackers hacen numerosos intentos para descifrar una contraseña o usuario, así como para encontrar una página web oculta.

 

  • Phishing: los hackers se aprovechan de la complicidad desprevenida de posibles colaboradores de la empresa. Engloba la distribución de e-mails fraudulentos, muy parecidos a los e-mails de fuentes fiables, con el propósito de robar información confidencial como números de tarjetas de crédito.

 

  • Malware: esta categoría incluye todos los software diseñados para conseguir acceso no autorizado o para causar daños en el sistema de un ordenador. El ransomware en particular se ha diseñado para obtener dinero bloqueando el acceso a archivos en el sistema informático hasta que se pague una recompensa. Por ejemplo, en diciembre de 2020, la empresa de transporte y mercancías Forward Air sufrió un ataque de ransomware que le quitó 7,5 millones de dólares de sus resultados económicos.

¿Cómo defender tu negocio y a tus clientes?

A pesar de que contar con una cadena de suministro conectada en todo momento, con la capacidad de ofrecer datos de forma continua, es básico para la eficiencia logística, también puede exponer toda la cadena de suministro a riesgos de ciberseguridad y otras vulnerabilidades. Los hackers podrían usar nombres, contraseñas, direcciones y datos de pago de clientes para crear identidades falsas o realizar transacciones fraudulentas.

Protegerse frente a los ciberataques requiere una acción de 360 grados. Por suerte, las herramientas de ciberseguridad disponibles no escasean para defender a las tiendas en línea. 

  • Escoger el servidor adecuado

Todos los e-commerce, y de forma más general todos los negocios en línea, son responsables de los datos de los clientes almacenados en sus servidores. Pensar en seguridad cuando no se confía en el servidor resulta imposible, por lo que se recomienda escoger un host en la nube orientado a la seguridad. Por otro lado, los centros de datos compartidos o las empresas de hosting pueden exponer tu negocio y clientes a más ataques digitales. Si necesitas obtener más información acerca de cómo escoger el mejor hosting para tu ecommerce, puedes consultar nuestro artículo sobre el tema.

  • Añadir protección SSL

Cada vez que un cliente introduce una contraseña o el número de su tarjeta de crédito en una página web se arriesga a que los ciberdelincuentes le roben la información. Para garantizar una mayor seguridad de TI se recomienda activar la protección SSL (Secure Socket Layer o capa de protección segura). Gracias a los certificados SSL, los datos, tanto de la empresa como de los clientes, pueden encriptarse. Así, en caso de robo, los datos no podrán codificarse.

  • Prueba de vulnerabilidades

Los expertos acreditados pueden desvelar y asesorar sobre cuestiones de ciberseguridad. Es importante buscar posibles vulnerabilidades de forma activa antes de que un ciberdelincuente las identifique y explote. En este sentido, la «prueba de penetración» resulta de gran utilidad. Una compañía externa lleva a cabo una serie de experimentos como si fueran auténticos hackers y si se encuentran con algún problema de seguridad, pueden informar del incidente y asesorar sobre la mejor forma de reducir los riesgos.

  • Recuerda hacer una copia de tus datos

Siempre es conveniente tener preparado un plan de recuperación ante desastres en caso de corrupción de la ciberseguridad. Si se sufre un ataque, el objetivo es restablecer el servicio de la página web y del servidor lo antes posible. Al realizar copias de seguridad periódicas, los datos se replican en numerosos servidores globales, lo que garantiza una rápida recuperación de la información tras su robo.

  • Supervisar amenazas en tiempo real

Y cuanto antes mejor. Por ello siempre se recomienda invertir en sistemas de control de páginas web. De forma alternativa, los procesos de inteligencia contra amenazas ofrecen información útil para detectar amenazas y dar prioridad a sus respuestas.

  • Mayor seguridad de la información

No todos los ataques de ciberseguridad se aprovechan de brechas del sistema, el phishing se centra principalmente en el factor humano y en las vulnerabilidades intrínsecas. No hay ningún software de seguridad que valga en este caso, de modo que la acción preventiva debe alentar y educar para potenciar una mayor concienciación. En este sentido, existen servicios como Phishing Attack Simulation (simulación de ataques phishing) que educa mediante la simulación de ataques reales.

Una mayor atención a la ciberseguridad de tu e-commerce, o en términos generales de las cadenas de suministro, reduce el riesgo de ataques encubiertos, vela por la seguridad de tus clientes y fortalece la reputación de marca de tu plataforma. Poseer una ciberseguridad efectiva es una auténtica ventaja competitiva. Entre los principales factores que influyen en los comercios e-commerce, la ciberseguridad es uno de los más importantes. 

94% de los compradores online considera la protección al consumidor como un elemento de importancia al momento de comprar por Internet. Por tanto, una mayor ciberseguridad tiene un doble efecto positivo: una mayor protección de los datos y una asociación de la información con un aumento de los ingresos para las empresas.