¿Para qué sirve la tecnología blockchain en la logística?

El sector de la logística ha ganado en complejidad en los últimos años. Cada vez más actores intervienen en las cadenas de valor, lo que implica incrementar las distancias geográficas, y también los desafíos. Pero al mismo tiempo que aumentan las dificultades en el sector logístico, asistimos a la creación de cada vez más soluciones. … Continued

Ecommerce

El sector de la logística ha ganado en complejidad en los últimos años. Cada vez más actores intervienen en las cadenas de valor, lo que implica incrementar las distancias geográficas, y también los desafíos. Pero al mismo tiempo que aumentan las dificultades en el sector logístico, asistimos a la creación de cada vez más soluciones.

La importancia de la tecnología en la logística se ha demostrado más que evidente. La automatización de procesos, la optimización del espacio y recursos, e incluso la mejora en términos de eficiencia y sostenibilidad, son solo algunos ejemplos de las ventajas que ha aportado la transformación digital del sector. Aunque, sin duda, una de las tecnologías que está llamada a revolucionar el sector logístico es el blockchain o cadena de bloques.

¿Para qué sirve la tecnología blockchain?

Una de las aplicaciones blockchain más conocidas son las criptomonedas, cuya aplicación al comercio electrónico ya analizamos. Sin embargo, son múltiples las funcionalidades de esta tecnología de bloques. El blockchain es un sistema de registro digital, que permite la transferencia de datos, valores o activos, de manera descentralizada y validada por todas las partes.

Para ello es necesario un sistema de validación criptográfico que no almacena la información en único lugar. Por el contrario, la información se comparte entre todos los bloques o nodos que forman parte de la red. Cada uno de estos nodos, u ordenadores, posee una copia exacta de toda la información incluida al sistema y un registro de cada operación que se realiza.

De esta manera se eliminan intermediarios, se garantiza la transparencia y visibilidad de la transferencia, y todo ello se produce de una manera prácticamente inmediata, lo que impide cualquier tipo de robo o modificación de la información. Así se crea una red de información interconectada, descentralizada y colaborativa.

Ventajas de la tecnología blockchain en el sector logístico

El potencial de la tecnología blockchain en el sector logístico es bastante elevado. Mediante la creación de registros encriptados digitalmente, esta tecnología puede resolver incidencias de manera automática y sencilla. Pero, sobre todo, puede generar confianza entre las diferentes organizaciones y anticipar cualquier tipo de disrupción que pueda surgir en la cadena de suministro.

  • Transparencia 

Mediante la participación y validación de todos los agentes participantes en la cadena de valor, el blockchain produce una sola fuente fiable de datos integrados. De esta manera se puede monitorizar toda la actuación de proveedores y transportistas durante el proceso. 

Además, esta información ofrece garantías sobre el origen de los bienes y servicios, así como el cumplimiento de todos los estándares de calidad y seguridad del proceso. Y todo ello de una manera accesible y en tiempo real.

  • Simplificación 

El blockchain sustituye el papel de los intermediarios, dotando de confianza al ecosistema de la cadena de suministro. De esta manera, procesos como pagos, transferencias y aranceles, pueden automatizarse. 

Por ejemplo, si se introduce en el sistema la llegada de un producto procedente del extranjero, de manera automática se puede proceder al pago del mismo, pero también a la gestión de impuestos y otros procedimientos burocráticos.

  • Trazabilidad logística 

Por su propia naturaleza, el sistema blockchain almacena toda la información de los procesos. Esto permite un acceso detallado, al instante, sobre la situación de un producto. Podemos conocer al milímetro su procedencia y últimos movimientos, con un margen de error inexistente.

  • Eficiencia y perfeccionamiento 

El uso de la tecnología blockchain elimina las posibilidades de errores humanos en la gestión de mercancías, pero también de contratos y documentos. Además reduce los costes de transacción, y permite anticipar todo tipo de inconvenientes o posibles disrupciones, facilitando la optimización de tareas.

¿Cuáles son las aplicaciones de la tecnología blockchain en el sector logístico?

De la teoría a la práctica. Actualmente, son muchas las empresas que se han iniciado en el uso de la tecnología blockchain, principalmente en el sector fintech. Pero según el estudio de la consultora IDC, “Estado del arte de Blockchain en la empresa española 2ª Edición”, en 2025 el 17% de las organizaciones de logística se asociará con una empresa de servicios para integrar blockchain. Entonces, ¿cuáles son sus aplicaciones reales?

  • Garantía de origen

Podremos crear un pasaporte digital para cada uno de los bienes y servicios que se comercializan. De esta manera podremos trazar todos los cambios de propiedad, custodia y localización de un producto, garantizando en todo momento su autenticidad y buen estado. 

  • Contratos inteligentes

Cotejar las facturas con los pagos vencidos o abonados es una tarea que lleva mucho tiempo a las empresas. Mediante la tecnología blockchain, dos o más empresas con registros y bases de datos independientes, pueden desarrollar contratos inteligentes

Estos contratos pueden almacenar y compartir registros digitalizados, que se encargan de gestionar automáticamente las facturas y los pagos para acortar los tiempos de procesamiento y garantizar la fiabilidad.

  • Control más exhaustivo del stock e inventario

Una de las principales aportaciones del blockchain a las empresas de logística es la creación de sistemas más eficientes. Permite realizar un seguimiento seguro y eficaz de los productos, que es de especial utilidad en sectores como la alimentación o el sanitario. 

En todo momento, estarán garantizados datos básicos para la seguridad de los consumidores, como fechas de caducidad, lotes, o composición.

  • Optimización de envíos y abaratamiento de costes

La tecnología blockchain viene de la mano de otras innovaciones como el Internet de las Cosas (IoT) o la Inteligencia Artificial (AI). Estas tecnologías están orientadas a la automatización de procesos, lo que permite controlar ingentes cantidades de datos. 

Pero, sobre todo, reduce las posibilidades de cometer errores, y permite organizar procesos complejos mejorando la eficiencia de las empresas y reduciendo costes y esfuerzos.

  • Una logística más justa

Uno de los problemas más importantes en la logística y el transporte es la resolución de disputas de carga retrasada o extraviada. Este es uno de los grandes cambios que permitirá el blockchain, mediante sus grandes bases de datos validadas por todas las partes, que permitirán identificar el problema que se ha producido en la cadena de suministro. 

Esto nos permitirá ahondar en un modelo logístico más justo, además de mejorar los procesos y errores de las partes.

En definitiva, el sector logístico y del transporte se encuentra inmerso en un periodo de transformación digital intenso. Surgen cada vez más iniciativas en el ámbito digital, destinadas a optimizar los procesos logísticos. Sea de cara a potenciar la omnicanalidad de los comercios de esta nueva era, a rebajar costes o a mejorar la eficacia de las cadenas de suministro, el uso de la tecnología está en auge en la industria.

Desde Packlink nos sumamos a esa tendencia y trabajamos para aportar nuestro granito de arena en esta transformación. Nuestra herramienta apuesta por la tecnología para optimizar la gestión de envíos y agilizar el manejo del proceso de entrega.  A golpe de click, y de manera gratuita, nuestra plataforma permite gestionar y automatizar todos los envíos de un ecommerce, independientemente de su etapa de crecimiento.

Por su parte, el blockchain apunta a ser una de las principales tecnologías en el modelo de transición hacia la logística 4.0. Una tecnología que aporta seguridad, confianza, transparencia y eficiencia al sector. Una solución que surge precisamente en el momento de mayor complejidad para el sector, y que nos permitirá gozar de cadenas de suministro más resilientes.