Pagar con criptomonedas, ¿el futuro del ecommerce?

Una parte fundamental en el customer journey de nuestros usuarios es el método de pago. De hecho, según un estudio del Instituto Baymard, el 68% de los clientes online abandonan su carrito de la compra. Y entre los principales motivos que llevan a dos tercios de los compradores a hacerlo están la “falta de confianza … Continued

Ecommerce

Una parte fundamental en el customer journey de nuestros usuarios es el método de pago. De hecho, según un estudio del Instituto Baymard, el 68% de los clientes online abandonan su carrito de la compra. Y entre los principales motivos que llevan a dos tercios de los compradores a hacerlo están la “falta de confianza al proveer datos bancarios” (18%) y la “ausencia de métodos de pago alternativos” (9%). Por todo ello, es más importante que nunca ofrecer opciones diversas y, la posibilidad de pagar con criptomonedas puede ser una de ellas.

Efectivamente, la opción más novedosa, que comienza a sonar cada vez más fuerte en el sector del comercio electrónico, es la de ofrecer a los clientes la posibilidad de pagar con criptomonedas. Todos hemos oído hablar de estas divisas digitales basadas en la tecnología ‘blockchain’, que aparecieron en nuestras vidas en torno a 2009. Desde entonces, las monedas virtuales han venido anunciando una revolución económica a nivel mundial. 

De hecho, el nivel de capitalización de mercado de las dos monedas más empleadas, Bitcoin y Ethereum, supera con creces el billón de dólares. Son miles las personas y negocios que comienzan a familiarizarse ya con estos sistemas de transacciones descentralizados, a pesar de que continúan siendo una opción desconocida para el gran público. Su impacto real en la economía es la primera razón por la que debemos empezar a tener en cuenta esta opción entre los métodos de pago de nuestro e-commerce.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Como señalamos anteriormente, las criptomonedas son una herramienta relativamente nueva, basada en la tecnología ‘blockchain’. Pero, ¿en qué consisten realmente? Las criptomonedas son un tipo de “moneda virtual” completamente independiente del sistema bancario actual. Es decir, no son acuñadas por ningún gobierno, ni están reguladas ni controladas por ninguna institución y no requieren de intermediarios en las transacciones.

Las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum o cualquiera de las miles que existen, se basan en la tecnología ‘blockchain’ para controlar su uso y validación. Mediante esta tecnología, las transacciones se verifican a través de un sistema completamente descentralizado y anónimo tanto para quienes validan las monedas como para sus propietarios. 

Además, el registro digital donde se contabiliza cada transacción es una cuenta completamente pública. Esto permite evitar que una misma moneda pueda utilizarse en varias ocasiones o sea falsificada, dotándolo de mayor seguridad.

Las criptomonedas se almacenan dentro de un monedero digital o wallet. En realidad, se trata de un software o aplicación en el que se almacenan las claves que nos dan la propiedad y derecho sobre ellas y nos permiten operar y pagar con criptomonedas. Y ahora que hemos entendido cómo funcionan las criptomonedas, ¿qué ventajas pueden aportar a tu comercio electrónico?

Ventajas de pagar con criptomonedas en un e-commerce

A pesar de que en la actualidad predomina su uso como recurso de inversión especulativa, las criptomonedas son ya una realidad en muchos negocios online. Te contamos a continuación sus principales ventajas:

  • Inmediatez

Las transacciones a través de criptomonedas son inmediatas, a diferencia de las transferencias bancarias que, en algunos casos, pueden llegar a tardar días. Además, sólo requieren un ordenador y una conexión estable a internet, algo al alcance de todo el mundo.

  • Confidencialidad y seguridad

Como ya hemos mencionado, se trata de transferencias completamente anónimas y garantizadas por toda la red de ‘blockchain’. Gracias a la cadena de bloques, es difícil reutilizar o falsificar criptomonedas y cancelar una transacción una vez completada. 

Además, la tecnología de encriptación utilizada por las criptomonedas también ofrece un mayor nivel de seguridad para los datos de los compradores, evitando la probabilidad de ciberataques.

  • Transferencias más baratas

Aunque no siempre, las transferencias con criptomonedas suelen ofrecer un coste menor que las transferencias bancarias o las pasarelas de pago tradicionales, generalmente alrededor de un 1%. Esta reducción en los  precios de las transferencias puede permitirte aumentar márgenes o reducir costes adicionales en el momento del pago.

Riesgos de implementar las criptomonedas

Aunque no es oro todo lo que reluce. Al igual que las criptomonedas dotan de anonimato y ciertas garantías a sus usuarios, lo cierto es que esta joven tecnología cuenta aún con algunas debilidades que merecen ser tenidas en cuenta:

  • Volatilidad

Hemos mencionado anteriormente que el uso predominante de las criptomonedas continúa siendo el de herramienta especulativa. Esto llevó a Bitcoin, la primera y más importante de estas divisas, a superar los 66.000 dólares el pasado mes de octubre de 2021, para situarse en menos de 40.000 dólares en marzo de 2022. 

La tendencia, aseguran los expertos, es a que su precio se vaya estabilizando en los próximos meses. De hecho, ¡ya existen las “stable coins”! Una variedad de criptomonedas con un rango de fluctuación mínimo y, por tanto, mucho más útiles para comercios y usuarios.

  • Regulación

O más bien su ausencia. Las criptomonedas, al igual que internet en sus comienzos, abogan por ser una herramienta democratizadora al margen de gobiernos e instituciones financieras. 

Aunque esto les dota de ciertas ventajas, también les impide estar cubiertas por mecanismos de protección como los Fondos de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

  • Fragmentación de las divisas

¡Hay miles de criptomonedas diferentes! De hecho, es prácticamente imposible calcular una cifra aproximada de las divisas presentes en la actualidad, además de que cada día surgen nuevas opciones. Es importante, por tanto, que un negocio incluya algunas de las opciones más conocidas en el mundo. 

Pero, sobre todo, es necesario conocer a nuestro público objetivo, y saber si están dispuestos a pagar con criptomonedas, y qué divisas son las que más interés suscitan entre ellos.

  • Energía y sostenibilidad

Es una de las principales preocupaciones asociadas a las criptomonedas. El “minado» es una serie de complejos cálculos criptográficos que se encargan de asegurar y registrar las operaciones. Esto permite dotar de seguridad a la “cadena de bloques” pero presenta un inconveniente. Estos minaods, tienen un elevado consumo energético e impacto medioambiental. La cuestión, además, es especialmente problemática en un contexto de crisis energética como el actual.

Sin duda, ¡el futuro de las criptomonedas requiere de modelos más eficientes! De hecho, ya existen divisas que han reducido de forma drástica este consumo. Pero la realidad es que los principales activos, como Bitcoin o Ethereum, tienen una elevada huella de carbono. Según estimaciones para 2021 del Bitcoin Electricity Consumption Index de la Universidad de Cambridge, el Bitcoin consume aproximadamente 143 teravatios por hora (TWh) de electricidad al año, alrededor del 0,65% del consumo mundial de electricidad y más que países como Noruega, Chile o Suiza.

¿Cómo implementar el pago con criptomonedas en tu negocio?

Una vez valorados los pros y contras de las criptomonedas, es evidente que de momento no serán un sustituto de las pasarelas de pago tradicionales, pero son, sin duda, una tecnología en auge y muy a tener en cuenta. De hecho, son varias las pasarelas de pago actuales que ya integran esta tecnología y que puedes implementar de forma sencilla en tu comercio electrónico:

  • Paypal

La plataforma de pago más usada en el e-commerce a nivel mundial, con más de 360 millones de usuarios a nivel global, permite gestionar tu propio wallet a través de su aplicación, e implementar las criptomonedas como método de pago en tu comercio electrónico. Sin embargo, esta funcionalidad sólo está disponible, por el momento, en Estados Unidos.

  • BitPay

Disponible en 38 países, permite recibir pagos en varias criptomonedas directamente a la cuenta bancaria o wallet, de forma automática y en menos de 48 horas. Además, esta aplicación ofrece la posibilidad de integrarse con las principales plataformas de desarrollo de e-commerce como Magento, WooCommerce o Shopify.

  • CoinBase

Esta plataforma de servicio y wallet acepta las principales criptomonedas del mercado y es ya una solución de pago para más de 8.000 empresas en todo el mundo. Actualmente, está integrado en Shopify y WooCommerce y permite conversiones fáciles y automatizadas a divisas tradicionales o “stable coins”.

En definitiva, pagar con criptomonedas es ya una realidad para el sector del comercio electrónico, que además se sitúa a la vanguardia en la integración de esta tecnología. Es cierto que existen dudas y aspectos a mejorar de su uso… Aún así, no cabe duda de que la tecnología blockchain será indispensable en los próximos años. Por tanto, es importante mantenerse actualizado sobre las novedades del sector y, sobre todo, conocer los intereses y necesidades de nuestros usuarios para adaptarnos a ellos.