Compra ahora, paga después: la última tendencia del ecommerce

Si eres parte del sector ecommerce, lo más probable es que hayas sido testigo estos últimos años de la expansión notoria del concepto de Buy Now, Pay Later (o Compra Ahora, Paga Después). ¿De dónde surge esta tendencia en auge?  Los métodos de pago son un elemento de importancia capital en los procesos de compra … Continued

Ecommerce

Si eres parte del sector ecommerce, lo más probable es que hayas sido testigo estos últimos años de la expansión notoria del concepto de Buy Now, Pay Later (o Compra Ahora, Paga Después). ¿De dónde surge esta tendencia en auge? 

Los métodos de pago son un elemento de importancia capital en los procesos de compra online. Tradicionalmente, era una de las principales barreras de entrada de nuevos usuarios, debido a la falta de garantías en términos de seguridad y confianza. Sin embargo, la gran diversidad de opciones y flexibilidad los han convertido en uno de los grandes atractivos del e-commerce. 

Desde modelos de transferencia sin vinculación con cuenta bancaria como PayPal, la reciente implantación de Bizum, o las archiconocidas criptomonedas. Aunque la novedad más interesante y llamada a revolucionar nuestras compras quizás sea el Buy Now, Pay Later.

Buy Now Pay Later (BNPL), o “Compra Ahora, Paga Después” es una nueva modalidad de pago que permite organizar tus pagos de manera totalmente flexible, y sin comisiones adicionales. Tanto de manera fraccionada como íntegra, esta opción permite pagar tu reciente adquisición en 15, 30 o los días que el cliente estime conveniente. Pero, ¿en qué consiste este nuevo sistema de fraccionamiento del pago?

Cómo funciona BNPL o “Compra Ahora y Paga Después”

Una tendencia evidente en el sector del comercio electrónico son los denominados third party providers. Se trata de empresas, generalmente tecnológicas, que ofrecen soluciones, a menudo gratuitas, para incrementar las capacidades de pequeños y medianos negocios. Es el caso, por ejemplo, de Packlink PRO, que permite automatizar y gestionar de forma sencilla todos los envíos de un e-commerce. En definitiva, son herramientas que permiten a las PYMEs poder competir con grandes superficies y multinacionales.

En este sentido, han surgido también nuevas aplicaciones de pago. Es el caso del sistema BNPL o “Compra Ahora, Paga Después”, la última novedad del sector de las fintech para atraer a nuevos públicos, especialmente la Generación Z. Tradicionalmente, los pagos a plazos o fraccionados se realizaban con un estricto control por parte de las empresas financieras. Además, como parte del acuerdo entre comprador y la institución, se establecían una serie de intereses. La gran revolución que ofrece el nuevo sistema es su flexibilidad y descentralización.

Al igual que sucede con nuevas tecnologías como el blockchain, han sido punteras compañías de software financiero, las denominadas fintech, quienes han introducido este elemento. Y aunque ya operan bajo los nombres de grandes bancos, mantiene este nuevo espíritu corporativo. Una vez más, los usuarios son los grandes beneficiados, ya que no tendrán que pagar ningún extra para disfrutar del servicio.

Según un estudio de eMarketer, el 36.8% de los nacidos entre 1997 y 2012 utilizó esta modalidad de pago en Estados Unidos en 2021. La Generación Z se sitúa muy por delante de los millenials (30.3%) o la Generación X (17.2%). ¿Por qué razón? Principalmente, por ser nativos digitales. Pero también es importante señalar que es una forma asequible de poder adquirir bienes cuando sus ingresos son algo más limitados.

¿Qué aplicaciones de BNPL existen en España?

Cómo señalamos, esta tendencia ya estaba presente hace unos años en Estados Unidos. Sin embargo, en septiembre de 2021, varias entidades bancarias españolas lanzaron Plazox. Esta plataforma compartida, se ha convertido en una de las soluciones de fraccionamiento de pago más utilizadas en España pero, ¿cómo funciona?

Plazox permite fraccionar desde el móvil todos los pagos en plazos de hasta 12 mensualidades, tanto para compras online como en puntos físicos. El usuario solo tiene que activar y autorizar esta nueva modalidad de pago en su tarjeta. E incluso, si el pago es superior a un mínimo establecido, directamente aparecerá en el TPV del comercio las diferentes opciones de BNPL disponibles. Aunque es cierto que, determinadas entidades bancarias si aplican comisiones propias, no es lo habitual.

En el caso de Santander, el año pasado presentaron Zinia. Esta modalidad, presente desde 2022 en España, cuenta con más de 63.000 puntos de venta asociados y 19 millones de usuarios potenciales en toda Europa. A diferencia de otros modelos, las operaciones realizadas pasan un exhaustivo control de riesgos basado en el aprendizaje por machine learning (inteligencia artificial). De esta manera, tanto usuarios finales como comercios pueden garantizar que el pago se realizará de manera satisfactoria.

¿Cuáles son las ventajas de esta nueva modalidad de pago?

Una vez qué sabemos como funciona el modelo de “Compra Ahora, Paga Después”, ha llegado el momento de conocer cuáles son las principales ventajas que ofrece:

  • Ofrece acceso a un nuevo público objetivo 

Como hemos mencionado anteriormente, es un sistema de pago orientado a la generación Z. ¿Por qué? Porque permite a jóvenes estudiantes o con bajos ingresos, continuar comprando. Además, desde un punto de vista psicológico, encaja a la perfección con esta nueva generación. Jóvenes inconformistas, que buscan liberarse de ataduras tradicionales como préstamos, y que buscan obtener lo que quieren de una forma sencilla y rápida.

  • Aumenta el ticket medio

Las numerosas facilidades que aporta el BNPL influyen de manera directa en el carro de la compra de los usuarios. Al ser de aplicación sencilla, y permitir una fragmentación de pagos accesible y flexible, se ha comprobado que los tickets medios han aumentado hasta un 25%, según señala la pionera Clearpay.

  • Reduce el abandono de carritos de compra 

Una de las grandes batallas del ecommerce en la actualidad es reducir la tasa de abandono del carrito de la compra. Según el dossier de Distribución Actualidad, la tasa de abandono de los carritos se sitúa entre el 60 y el 80%. Sin embargo, ofrecer opciones más flexibles, sencillas y ventajosas, influyen directamente en la capacidad de decisión de los usuarios y fomenta las compras.

  • Favorece un alto nivel de satisfacción de los clientes 

Tradicionalmente, la financiación o fraccionamiento se ha reservado para artículos de coste elevado. Sin embargo, esta nueva modalidad, está abierta a cantidades más reducidas, lo que implica numerosas ventajas para el usuario final. Se trata de un modelo flexible, sencillo, rápido y sin papeleo. Pero, sobre todo, implica un menor compromiso financiero y garantiza el pago en cómodos plazos.

Nuevo modelo, nuevas oportunidades

Puesto que se trata de una tecnología de reciente implantación, existen ciertas reservas hacia su eficacia. El principal inconveniente es la garantía de cobro. Esta es una de las razones por las que se están implantando soluciones de machine learning (Inteligencia Artificial) que permiten verificar de manera casi instantánea si el comprador puede afrontar dicha compra. Si, por ejemplo, se realizan varias compras por BNPL en un mismo día, es posible que nuestro proveedor no nos permita llevar a cabo todas, para garantizar que el pago se realice correctamente.

Este aspecto es fundamental si tenemos además en cuenta cuál es el principal público objetivo de este sistema. Pero puede ser una opción interesante para las familias, que podrán organizar de manera flexible costes fijos, como la compra semanal, de tal manera que sus finanzas no se vean tan perjudicadas, más aún en un periodo inflacionista como el actual. Se trata, en definitiva, de una nueva contribución de la tecnología que aportará flexibilidad y facilidades tanto a usuarios como empresas.