eFood: características y retos de la venta de comida por internet

En toda Europa se está produciendo un auge del comercio electrónico de alimentación. La compra y venta de comida por internet parece ser la tendencia del futuro. Uno de los elementos clave es la gran variedad de productos de alimentación que el comercio online ofrece al consumidor. El sector de la alimentación está experimentando un crecimiento … Continued

Ecommerce

En toda Europa se está produciendo un auge del comercio electrónico de alimentación. La compra y venta de comida por internet parece ser la tendencia del futuro. Uno de los elementos clave es la gran variedad de productos de alimentación que el comercio online ofrece al consumidor.

El sector de la alimentación está experimentando un crecimiento cada vez más importante. En 2021, la compra online de productos alimenticios registró una cuota de mercado del  22%  en España. Parece claro que los consumidores no quieren volver a un modelo de compra anterior a la pandemia. La compra online se ha convertido en un canal necesario y complementario para la industria alimentaria y vitivinícola, sectores clave tanto en la economía europea como en la española, promoviendo su crecimiento y expansión, incluso más allá de las fronteras nacionales.

Pero ¿cómo influye el comercio electrónico de alimentos en el sector logístico? ¿Cuáles son los elementos que lo caracterizan y cuáles son sus ventajas? Sigue leyendo para descubrirlo.

El sector alimentario conquista la venta online

Sólo en 2021, el sector mundial de comercio electrónico de alimentos creció entre 40% y 70%. Una tendencia que comenzó durante la pandemia, cuando, debido a las restricciones, no podíamos salir de casa. Y por lo tanto, incluso los pequeños antojos, como un pastel en particular, o ingredientes frescos para nuevas recetas, eran difíciles de satisfacer.

Sin embargo, hoy en día, hacer la compra online y la venta de comida por internet en general es una tendencia en auge en toda Europa.  Desde el punto de vista logístico, el sector alimentario ha movido un número considerable de envíos en 2020. Como destacamos en nuestro último informe, queda mucho por desarrollar en esa área que constituye una oportunidad de crecimiento que no se debe desperdiciar. 

Los puntos fuertes de la venta de comestibles online

  • Variedad

La amplitud del catálogo, el gran surtido en comparación con las tiendas físicas, hace que cada vez más consumidores recurran a comprar productos de comida online.

  • Democracia

Al apostar por productos a menudo de mayor calidad, más selectos y solicitados, comprar comida online permite a las empresas alimentarias más pequeñas o a los pequeños comercios conquistar una mayor porción del mercado y, por tanto, mejorar su competitividad.

  • Calidad

El comercio electrónico de alimentos permite una selección más precisa de los productos y una mayor atención a la calidad sobre el precio. Los compradores online confían cada vez más en una mayor calidad y buscan nuevos gustos y sabores.

  • Confianza y fidelidad de los clientes

La importancia de crear una relación de confianza con los clientes en el sector de comestibles online es un aspecto fundamental. Además de la calidad, la personalización de los pedidos, los pequeños detalles en el embalaje y los descuentos en futuras compras pueden hacer mucho para fidelizar a los clientes.

Venta de comida por internet  y logística: ¿calidad o rapidez?

El desarrollo del comercio electrónico de productos de alimentación ha fortalecido y desafiado al sector logístico. El aumento de la demanda ha supuesto que los volúmenes de entrega relacionados con la alimentación también hayan aumentado considerablemente.

Por tanto, ha surgido una pregunta, también relacionada con la venta online: ¿rapidez o calidad?

  • Velocidad frente a calidad

Muy a menudo estos dos aspectos se excluyen mutuamente. Si bien es cierto que el cliente quiere entregas más rápidas y puntuales, también lo es que, en lo que respecta al sector alimentario, esta rapidez suele repercutir en la calidad del producto, la investigación y la selección de los ingredientes. 

La automatización de los procesos es importante para mejorar los plazos de entrega y la velocidad de llegada del producto a su destino. Pero no es la única variable que hay que tener en cuenta, sobre todo para las pequeñas empresas, a menudo muy superadas por los gigantes del sector.

  • Comercio social y sostenibilidad

Una de las formas emergentes de llevar a cabo la venta de comida por internet es usar las redes sociales: el llamado comercio social. Los pequeños minoristas del sector alimentario utilizan cada vez más la venta omnicanal, añadiendo también las redes sociales. Facebook, Instagram y Pinterest son nuevos mercados que hacen más intuitiva la experiencia del consumidor. Con vídeos, reseñas de productos y la posibilidad de comprar sin intermediarios, los medios sociales están conquistando un espacio de venta al por menor cada vez mayor, incluso en la alimentación. 

Además,  comprar alimentos online es un esfuerzo consciente de muchos usuarios por elegir productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, especialmente los alimentos ecológicos. La entrega en un solo pedido permite reducir la contaminación ambiental provocada por las compras múltiples a diferentes proveedores.

Sistema de transporte inteligente

Una de las soluciones que pueden aplicarse al sector logístico para satisfacer la creciente demanda de entregas de alimentos es el sistema de transporte inteligente (ITS) . Este sistema combina el sector de las tecnologías de la información con el transporte de mercancías. De hecho, consiste en aplicar las tecnologías de la información o el mundo de la comunicación a la logística. El transporte inteligente, basado en las técnicas de «inteligente», no sólo mejora el rendimiento del transporte de mercancías, sino que también recoge datos e información útiles para la empresa.

En algunas partes del mundo, como Estados Unidos, ya se están desarrollando en el sector del comercio electrónico de alimentos las entregas mediante robots automáticos o los estrictos controles de calidad a través de la cadena de frío y calor. En Italia, por ejemplo, el gobierno también apoya la venta de comida por internet a través de diversas bonificaciones para el comercio electrónico agrícola.

La venta de comida por internet parece haberse abierto paso en los hábitos de consumo, especialmente después de la pandemia. Entre las muchas ventajas, sin duda hay un considerable ahorro de tiempo, una mayor oferta, la atención a la calidad y sostenibilidad de los productos. El sector logístico se está adaptando a esta nueva tendencia en los modos de transporte y la automatización de los procesos de envío, un aspecto cada vez más fundamental para un mundo en constante evolución.