Smart City: el desarrollo sostenible de la logística

La Smart City o ciudad inteligente representa el futuro de los centros urbanos, sobre todo debido a las aglomeraciones de las grandes ciudades, que también afectan a los procesos logísticos y de transporte, entre otros aspectos. El sector logístico se enfrenta a muchos desafíos importantes y en los últimos años, ha mejorado mucho de acuerdo … Continued

Ecommerce

La Smart City o ciudad inteligente representa el futuro de los centros urbanos, sobre todo debido a las aglomeraciones de las grandes ciudades, que también afectan a los procesos logísticos y de transporte, entre otros aspectos. El sector logístico se enfrenta a muchos desafíos importantes y en los últimos años, ha mejorado mucho de acuerdo con el desarrollo sostenible gracias a las ciudades inteligentes. 

Sin duda, las transformaciones en este área también dependen mucho del auge del e-commerce y de las ventas cada vez más multicanales. Esto presenta nuevos desafíos, como envíos escalonados, índices de entrega mayores, tiempos de entrega menores y cada vez más solicitudes de devolución. En este contexto, vamos a analizar en detalle qué es una Smart City y cómo será el futuro de la logística, para definirlas no como las ciudades del futuro, sino ya del presente.

¿Qué es una Smart City?

Las ciudades ocupan el centro del debate sobre la sostenibilidad, sobre todo a la hora de lograr un mayor equilibrio entre los aspectos económicos, medioambientales y sociales de la vida.

Una ciudad se puede definir como inteligente cuando “las inversiones en capital humano y social, las infraestructuras convencionales y las tecnologías impulsan un crecimiento económico sostenible y una alta calidad de vida, con una gestión inteligente de los recursos naturales mediante la gobernanza participativa”.

Todo esto se sustenta en tres pilares fundamentales: la tecnología digital, el análisis de datos y la calidad de vida. Las nuevas tecnologías, como los teléfonos inteligentes o los dispositivos IdC, están intrínsecamente conectadas con las vidas de los habitantes de la smart city. La información actualizada sobre el transporte, el tráfico, las noticias locales, los servicios sanitarios y las alertas de seguridad se analiza y se comparte en tiempo real con cada habitante.

Las smart cities ofrecen muchas ventajas: reducción de la contaminación y desarrollo sostenible desde el punto de vista medioambiental, mayor eficiencia energética y de recursos, mano de obra cualificada y tecnología de vanguardia que permite la creación de empresas y start-ups.

¿Cómo se plantea la logística inteligente en las ciudades inteligentes?

Entre los principales factores de éxito de una ciudad inteligente, el transporte y el suministro de mercancías, los servicios de transporte público y el tráfico desempeñan un papel fundamental. 

De este modo, empezando con un análisis detallado de estos movimientos, se puede diseñar el trazado de la ciudad, sus servicios y su infraestructura.

Así que veamos cuáles son las características del sector logístico en las Smart Cities y qué ventajas pueden ofrecer para el desarrollo sostenible.

1. Uso de vehículos eléctricos para el transporte de mercancías

La logística tiene como objetivo reducir su huella de carbono. Para conseguir esto, en primer lugar promueve el uso de combustibles alternativos (metano, GLP y electricidad), que tienen un efecto positivo tanto en el medio ambiente como en el coste final de los servicios logísticos. 

Por lo tanto, las ciudades inteligentes establecen planes de transporte basados en medios de transporte ecológicos, como las bicicletas, los patinetes eléctricos, el transporte público o las plataformas de coche compartido. Además de ser eléctricos, estos tipos de transporte son silenciosos y permiten realizar entregas nocturnas. 

Esto permite reducir los atascos en las grandes ciudades, mejorando no solo la velocidad, sino también la eficacia de las entregas.

2. Mejoras en las entregas de último kilómetro

Las entregas de último kilómetro que se usan en el modelo de quick commerce por ejemplo, permiten un gran ahorro de combustible y, en consecuencia, un menor porcentaje de contaminación atmosférica. Así, por un lado tienen un efecto positivo desde el punto de vista medioambiental y, al mismo tiempo, proporcionan una mayor satisfacción del cliente

Esto es posible gracias a la utilización del internet de las cosas, con el fin de mejorar los procesos logísticos que generan ventajas en los siguientes aspectos:

  • Optimización de los tiempos de entrega, sobre todo en un momento en el que los clientes cada vez dan mayor importancia a la velocidad de entrega de los productos que compran online
  • Mayor control del proceso logístico, desde el pedido, pasando por el departamento adecuado en los almacenes, hasta la entrega al cliente.
  • Control de la infraestructura, con la posibilidad de activar la gestión y el mantenimiento remotos.

3. Mayor eficiencia mediante la agrupación de las entregas

Para mejorar la eficiencia logística, no solo se tienen en cuenta las entregas nocturnas, sino también la optimización de las entregas agrupadas respecto a las horas de un menor volumen de tráfico. 

Además, desde el punto de vista del transporte, la agrupación de paquetes para entregarse en un solo vehículo que realiza una ruta de entrega particular conlleva no solo una mejora significativa en términos de huella ecológica, sino también una mayor eficiencia.

4. Computación en la nube

La computación en la nube es una tecnología que pretende mejorar la ciudad y hacerla más eficiente. Más conexión, más sostenibilidad y más eficiencia. Cuando hablamos de eficiencia, nos referimos no sólo a la eficiencia energética, sino también a la eficiencia medioambiental, la mejora de la red de transporte, la contaminación atmosférica, etc. 

Esto incluye mejoras en todo lo que está recopilado en la nube: los sistemas de conectividad de la red, los metadatos de los sitios web, las imágenes y los vídeos. Por lo tanto, la computación en la nube ofrece una mayor flexibilidad a las empresas. 

5. Big data e Inteligencia Artificial

El uso del big data se está desarrollando de forma amplia, creando la denominada Logística 4.0, en la que el papel del análisis, los datos y el aprendizaje automático están entrelazados e interconectados. 

La recopilación y el análisis de datos permiten gestionar las operaciones más fácilmente y realizar proyecciones futuras de las necesidades y preferencias de los clientes, y de las tendencias del mercado. 

Los sistemas de big data también pueden contribuir a analizar variables no controlables, como los cambios meteorológicos y los problemas de tráfico, con una reducción del riesgo de daño del producto.

Compartir, el fundamento del desarrollo sostenible logístico

El desarrollo sostenible se ha convertido en un objetivo importante para todas las partes interesadas en la logística urbana. Basado en una mayor atención a la sostenibilidad, el objetivo es reducir las externalidades negativas de las actividades logísticas y, al mismo tiempo, garantizar la cobertura del servicio y mejorar la calidad de vida.

La tecnología de la Smart City nos permite interactuar directamente con las infraestructuras de la ciudad y la comunidad, y supervisar los datos en tiempo real, para mejorar el rendimiento de los servicios urbanos y reducir el consumo de recursos. De esta manera, una ciudad inteligente está bien preparada para responder a los desafíos de la sostenibilidad.

Crowdshipping

Un ejemplo de ello es el crowdshipping, un canal de entrega alternativo que se utiliza cada vez más en las ciudades inteligentes. De hecho, hay muchos investigadores que proponen servicios de logística y entrega basados en el crowdshipping, ya que pueden aprovechar las redes distribuidas de operadores logísticos y repartidores. 

Esto fomenta el uso de la capacidad excedente en viajes que ya están programados para transportar paquetes en nombre de terceros. El sistema se basa en plataformas colaborativas y aplicaciones móviles que conectan a personas y empresas, para aprovechar al máximo los recursos y las capacidades logísticas y para minimizar el impacto medioambiental. 

De hecho, un estudio indica que el crowdshipping ofrece el potencial de proporcionar a diferentes partes una opción de envío más eficiente y respetuosa con el medio ambiente, gracias a la optimización de los viajes que ya están planificados y al uso de vehículos privados de emisión cero o del transporte público.

Los desafíos a los que debe enfrentarse la logística principalmente afectan a las actividades de transporte: las emisiones resultantes de CO2, pero también la congestión del tráfico, la contaminación acústica y los accidentes de tráfico. 

En una Smart City, el equilibrio entre los objetivos económicos, sociales y medioambientales sigue siendo fundamental para los proveedores de servicios logísticos. La introducción de soluciones tecnológicas para la automatización de envíos no solo nos permitirá ser más eficientes, rápidos y efectivos con nuestras entregas, sino que también proporcionará mayor flexibilidad a los clientes y las empresas en la organización de sus envíos.