Impresoras de etiquetas de envío

Las etiquetas son un elemento indispensable a la hora de marcar paquetes para su almacenamiento y sobre todo para su envío. Una impresora de etiquetas es el complemento ideal para generar etiquetas personalizadas y autoadhesivas que pueden añadirse de forma rápida a cualquier caja de cartón o embalaje para incluir datos sobre su contenido (como cantidad, nombre o código de barras) y datos sobre el lugar de entrega.

Consejos para tu negocio

Qué es una impresora de etiquetas

Una impresora de etiquetas es una pequeña impresora que ha sido diseñada de forma específica para realizar impresiones de etiquetas autoadhesivas. Estos dispositivos de impresión son capaces de imprimir con una gran calidad para poder generar etiquetas con código de barras que no tengan ningún problema a la hora de ser leídos por un escáner.

Una impresora de etiquetas es fundamental para la logística de un eCommerce. Estos dispositivos simplifican el marcado de los paquetes que se envían a los clientes con los datos en entrega, el nombre del destinatario y un código de barras para mejorar la gestión y control. Su coste es muy ajustado y no requiere de una gran inversión para poder disfrutar de todas sus ventajas.

Las etiquetas para envíos tienen que garantizar un nivel de calidad suficiente para poder imprimir los datos del envío de forma que puedan leerse sin problemas, tanto por parte de los operarios de logística como por las herramientas que utilizan (escáneres). Una etiqueta de mala calidad puede hacer que un envío acabe devuelto o incluso extraviado, con las consecuencias negativas que esto produce al eCommerce (gastos extras y pérdida de imagen y prestigio).

Cómo funciona una impresora de etiquetas

Las impresoras de etiquetas para pedidos necesitan tener al menos una resolución de 200 dpi (puntos por pulgada) para poder imprimir los códigos de barra con la calidad suficiente para su posterior lectura por infrarrojos. Si se van a incluir en las etiquetas imágenes del producto o logotipos será necesario utilizar impresoras de etiquetas que impriman a mayor resolución (de 300 a 600 dpi).

El ancho de las etiquetas es un punto importante a la hora de elegir una impresora. Hay impresoras de etiquetas que imprimen 102 mm de ancho (soportan papel de hasta 110 mm), 152 mm de ancho (soportan papel de hasta 160 mm) y 203 mm de ancho (soportan papel de 210 mm).

La velocidad de impresión es otra característica importante de las impresoras de etiquetas, pues marca la rapidez a la que imprime la máquina. En tiendas virtuales con un gran volumen de pedidos diarios será necesario utilizar impresoras de etiquetas con alta velocidad de impresión, o incluso optar por modelos industriales mucho más veloces.

La conexión con ordenador de este tipo de impresoras se realiza de forma habitual por un puerto USB (que sustituye al tradicional puerto serie de las viejas impresoras de etiquetas), aunque algunos modelos disponen de conexión Ethernet para poder conectarlas a la red cableada. Los modelos más avanzados incorporan la posibilidad de conectarse por Wifi o Bluetooth permitiendo controlarla desde dispositivos móviles como tablets y Smartphone.

Tipos de impresoras de etiquetas

Existen muchos tipos de impresora térmica de etiquetas, desde pequeñas impresoras portátiles, de sobremesa hasta impresoras de alto rendimiento para uso industrial.

Para el etiquetado de envíos de cualquier empresa o eCommerce se utilizan dos tipos de impresoras de etiquetas:

  • Impresora térmica directa (TD). Solo imprimen materiales térmicos. Estas impresoras solo necesitan papel térmico como consumible y no requieren de la adquisición de cartuchos de tinta para realizar la impresión.
  • Impresora de transferencia térmica (TT). Imprimen sobre todo tipo de materiales. Además del tipo de papel también necesitan una cinta termo transfer (Ribbon).

La impresión térmica es muy barata, limpia y rápida, lo que la hace ideal para la impresión de etiquetas identificativas en el día a día de un comercio online. Por contra, al no utilizar tinta en la impresión, su durabilidad es menor, ya que con el efecto de la luz y el tiempo la impresión se irá difuminando.

Existen impresoras de etiquetas móviles que no necesitan estar conectadas a un ordenador o a la toma de corriente. Estos modelos portátiles son los más indicados si se necesita movilidad, por ejemplo, en un almacén o para usarla en casa y en el trabajo.

Cómo diseñar etiquetas para envíos

Cuando se adquiere un modelo de impresora de etiquetas el fabricante incluye un software para poder diseñar e imprimir etiquetas. Marcas como Brother, Epson o HP cuentan con una amplia variedad de estos dispositivos que incluyen programas avanzados y de manejo muy sencillo para poder diseñar e imprimir etiquetas con códigos de barras, logotipos, textos e imágenes.

Cuáles son las ventajas de incluir etiquetas en los envíos

Con el uso de una impresora de etiquetas adhesivas se puede mejorar los procesos de inventariado y envío de productos. Con etiquetas con código de barras y los datos del destinatario será mucho más sencillo todo el proceso logístico y de transporte que lleva un pedido desde la empresa hasta el comprador.

Las principales ventajas de utilizar una impresora de etiquetas para envío son:

» Alta rentabilidad

Las impresoras de etiquetas no son caras comparadas con otros tipos de dispositivos, maquinarias o impresoras profesionales. La utilidad que otorgan acelerando los procesos de control, calificación y envío hacen que esta inversión sea muy rentable y se amortice en muy poco tiempo (aceleración de los envíos y reducción de los errores de envío).

El gasto que se realizaba con empresas externas para disponer de etiquetas autoadhesivas desaparece al asumirse su creación de manera interna.

» Agilidad

Con una impresora de etiquetas se agiliza el proceso de marcado de envíos. Una vez diseñada la etiqueta solo será necesario imprimirla y pegarla en el paquete. Si se necesita realizar algún cambio o modificación el proceso es muy rápido evitando pérdidas de tiempo que puedan retrasar el envío de los pedidos por esta causa.

» Sencillez

Utilizar este tipo de impresoras térmicas de etiquetas es muy sencillo. Solo es necesario cambiar el rollo de etiquetas adhesivas cuando se agota, proceso muy rápido e intuitivo. Los programas de diseño para crear las etiquetas tampoco presentan dificultad, siendo muy visuales y con una curva de aprendizaje muy suave (si se domina cualquier programa de diseño como Photoshop, Corel Draw o similares, se podrán manejar en cuestión de minutos).

» Versatilidad y ahorro de espacio

Las impresoras de etiquetas son muy versátiles, y además de marcar los productos de forma adecuada para su envío, pueden servir para incluir detalles visuales que aporten valor al cliente, como logotipo de la impresa, imagen del producto o datos del servicio de atención al cliente del eCommerce, entre otros.

El tamaño reducido de estas impresoras las hace ideales para instalar en cualquier lugar de la oficina, el almacén o incluso en casa. De esta manera se podrán imprimir sus etiquetas para los envíos desde el lugar que se considere más apropiado.

Con una impresora de etiquetas de envío un eCommerce tiene la herramienta ideal para marcar sus paquetes y que lleguen a la dirección de entrega de los clientes sin ningún problema, ya que facilitan todo el proceso logístico y de transporte, desde que se realiza el pedido por parte del cliente, hasta que se produce la entrega.