¿Qué es el shipping y cuáles son las tendencias actuales en eCommerce?

El shipping es, en definitiva, toda la línea de transporte de la mercancía, desde la tienda al cliente. Hasta ahora, el formato más convencional ha sido mediante la subcontrata de un transportista, sea en régimen de envío o almacén y envío.

Envoltorio Logístico

Shipping

Shipping, esa parte de la gestión del eCommerce en la que el vendedor pone la mercancía en manos de un transportista, para que llegue al cliente. Un aspecto clave en la transacción, en la que, muchas veces, ambas partes deben confiar en el buen término sin saber qué ocurrirá en el trayecto. Para el cliente es, quizá, el punto de mayor tensión: se suman la espera e incertidumbre. Para el eCommerce, es un elemento más de la gestión del negocio, pero, sin duda, es uno especialmente relevante.

Ha surgido un nuevo modelo como alternativa a la subcontrata, en el modelo de autogestión, la empresa se encarga, personalmente, de todas las fases de la transacción (incluido el transporte). Es un modelo que hoy resulta muy caro para cualquier negocio.

Asimismo, el shipping es un aspecto del eCommerce en el que el vendedor debe confiar en la profesionalidad del transportista, para cumplir, de cara al cliente, con plazos y recepción adecuada del artículo. Es un eslabón crucial. Pero la logística también debe observarse desde el punto de vista económico. Los costes operativos del transporte son importantes. En Packlink PRO ayudamos al eCommerce a conseguir los mejores transportistas y por los mejores precios, ya que adaptamos las tarifas a las necesidades de mensajería de cada negocio.

Cada eCommerce tendrá el modelo logístico que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Qué modelos logísticos destacan hoy?

» Dropshipping. El eCommerce conserva su propio almacenaje, pero subcontrata el aspecto comercial. El proveedor recibe los pedidos y suministra los artículos hasta el cliente, por sí mismo.

» Cross-docking. El stock es nulo o mínimo, ya que todo el producto se almacena y se gestiona externamente. Esto es posible porque la mercancía fluye, directamente, a través de la instalación, cuando se hace un pedido, sin que haga falta almacenarla.

» Click & collect. Para negocios que ejercen un modelo online y offline simultáneamente. En este caso, el cliente compra online y recoge el pedido en la tienda. Esto favorece el contacto con el cliente y minimiza el riesgo de devoluciones.

» Smart lockers. El cliente recoge su compra cuando lo desee y acude con su identificación a una taquilla o consigna. Esta es conservada y custodiada por el operador logístico.

» Puntos de entrega concertados. El cliente no paga los gastos de envío y recoge su pedido en un centro de recogida concertado. Es un modelo que empieza a ofrecer, por ejemplo, Correos, ya que la empresa aprovecha la inmensa y eficiente red de oficinas que posee. También lo hacen pequeños negocios que utilizan kioscos como despachos de paquetería.

Sea cual sea el modelo logístico del #eCommerce, en función de sus características, tipología de clientes, productos, etc., el responsable o dueño del negocio debe tener en cuenta las diferentes opciones con la vista puesta en ofrecer el mejor servicio de calidad.

Hoy en día existen soluciones como Packlink PRO, pensada para profesionales del eCommerce, con el objetivo de centralizar toda su actividad en una misma plataforma y facilitar sus necesidades en materia de logística. Tanto si los envíos se realizan de forma ocasional o regular es posible controlarlos desde un mismo panel de control. Es más, si la tienda trabaja con eBay o Prestashop se pueden automatizar estos envíos a cliente con toda la información del servicio a un simple golpe de vista.

En definitiva, Packlink PRO pone a disposición del cliente una plataforma que facilita sobremanera la logística relativa a la gestión de envíos: desde la compra a la llegada. Toda una solución global para el eCommerce.