Coronavirus: ¿qué medidas toman las empresas de transporte para evitar los contagios?

Dadas las nuevas medidas adoptadas para detener la propagación de Covid-19, muchos servicios se han visto afectados o modificados en su funcionamiento normal. Una de ellas fueron las empresas de transporte, que como actividad esencial, continúan ofreciendo la mayoría de sus servicios. Pero para proteger la salud de los transportistas y los clientes, han tomado medidas especiales para evitar un posible contagio.

Entrega de Noticias

Empresas de transporte y Covid-19

Una de las principales consecuencias del estado de alarma declarado en España es la limitación para salir a la calle. Y si bien la compra de alimentos y medicinas es una de las excepciones admitidas por el Gobierno, debemos reducir esta acción lo máximo posible y solo hacerlo en caso de verdadera necesidad.

Pero más allá de la alimentación y los medicamentos, existen otro tipo de compras que también son necesarias para nuestro día a día. Quizás no son vitales, pero sí son básicas, y necesitamos de una infraestructura que nos asegure su suministro.

Aquí es donde entra el comercio online, un gran aliado de nuestro hogares durante la pandemia del COVID-19. Y dentro de este escenario, los servicios de entrega a domicilio son los grandes protagonistas. De hecho, este sector está viviendo su hora de la verdad, con unos picos de demandas muy elevados. Y es que el Coronavirus ha cambiado el consumo online, tanto en el modo de recibir nuestras compras como de entregarlas.

Esto se debe a una realidad que no debemos olvidar: aunque aún sepamos muy poco de este virus, lo que sí se ha demostrado es que se contagia por el contacto. Y, en este sentido, los sectores de la logística y el transporte se exponen día a día a situaciones de riesgo. Los colectivos más sensibles son:

» Trabajadores que desarrollen servicios de transporte de mercancías a empresas y que deban entregar mercancías en sus instalaciones.
» Cualquier empleado que lleve a cabo actividades en zonas de elevada concurrencia de personas.
» Repartidores que entreguen las mercancías en domicilios particulares.

Pero, lógicamente, los riesgos no acaban aquí: los clientes también están expuestos al Coronavirus. De hecho, tanto las empresas como los compradores particulares que abren la puerta para recibir sus pedidos se están arriesgando.

Por ello, las empresas del sector del transporte y la logística han comenzado ya implementar una serie de medidas para proteger tanto a su personal de paquetería como a los clientes que siguen confiando en sus servicios.

El objetivo: asegurar la continuidad de un negocio muy necesario en los momentos que estamos viviendo, pero con la seguridad como punta de lanza de cada gestión que se lleva a cabo.

Las nuevas pautas de la mensajería para frenar la propagación del COVID-19

En Packlink, como no podría ser de otro modo, anteponemos la salud frente a todo lo demás. La tuya y la de los transportistas con los que trabajamos, porque consideramos la seguridad como una de nuestras prioridades.

Por ello, para poder aportarte algo de calma en estos momentos, queremos compartir contigo las nuevas medidas que las empresas de transporte están aplicando para luchar contra el Coronavirus según las pautas gubernamentales.

El primero que comenzó a aplicar cambios fue el operador español por excelencia de servicio postal y paquetería: Correos. Hoy día, presta únicamente servicios postales esenciales con reducción horaria. Así, mientras dure el estado de alarma, sus oficinas están abiertas de 9:30 a 12:30 horas, con el personal mínimo imprescindible. Las operaciones que se llevan a cabo son las consideradas como actividades de necesidad: envío de dinero mediante giros postales y paquetes entre particulares de hasta 20 Kg. Ambos servicios están enmarcados dentro del Servicio Postal Universal.

En cuanto a las entregas a domicilio, Correos ha anunciado que cumplirá con todas las directrices de prevención que las Autoridades Sanitarias han impuesto, con el fin de ayudar a frenar la expansión del Coronavirus.

Así, todas las cartas y paquetes (incluidos los certificados) se entregarán preferentemente en el buzón. Si esto no es posible, se hará directamente en el domicilio del destinatario, pero no será necesaria la firma en el PDA. En cuanto a las notificaciones, Correos ha suspendido su reparto, y aquellas que superen los tres días de plazo se “reiniciarán”.

A los trabajadores del grupo se les ha entregado todo el material necesario para su protección. Así, los empleados de las oficinas realizan todas las gestiones con guantes y mascarillas, y dentro de las instalaciones, los clientes deben respetar una distancia mínima de 1,5m., tanto con los trabajadores como con otros clientes.

En el caso de los repartidores de calle, deben llevarán constantemente los guantes puestos a la hora de entregar en el buzón, y si es necesario acudir a la puerta del domicilio, deberán portar también una mascarilla.

El resto de las empresas de mensajería y paquetería que operan actualmente en España no han tardado en aplicar también una serie de medidas para evitar la propagación del virus a la hora de entregar a domicilio. Estas son las pautas que marcan el protocolo de actuación:

» En medida de lo posible, llamar al cliente al telefonillo para anunciar la llegada del paquete.
» Una vez en la puerta del domicilio, se evitará llamar al timbre y dejará el paquete en el suelo.
» Cuando el cliente abra, se debe eliminar cualquier contacto con él: no es necesaria la firma de recepción del pedido y se mantendrá en todo momento una distancia mínima de 2 metros.
» Antes de la entrega, los repartidores deberán utilizar gel desinfectante, guantes y mascarilla. Se recomienda además a los motoristas no quitarse el casco para proteger al máximo las vías respiratorias.

Por último, debes saber que más allá de estas medidas, a día de hoy las indicaciones de contención del COVID-19 no afectan al tráfico de mercancías, por lo que los servicios seguirán con normalidad. Por favor, contacta con nosotros para consultar la situación de tu área postal, ya que aunque las recogidas y entregas no se paralicen, podrían retrasarse en comparación con los niveles normales de servicio.

Y recuerda: #yomequedoencasa

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close