Qué tener en cuenta en las fotografías de producto de tu eCommerce

El gran auge que los comercios electrónicos están experimentado en la última década está sirviendo de empujón para que muchos emprendedores o empresas ya consolidadas se lancen a crear sus propias tiendas online como una alternativa de éxito para aumentar el número de ventas y mejorar su imagen.

Consejos para tu negocio

Bien es cierto que el eCommerce representa una opción muy atractiva y, según cómo lo enfoques, no necesitarás grandes inversiones, ya que en la mayoría de las ocasiones, crear un negocio digital puede resultar una tarea relativamente económica y sencilla.

Por ello, cada vez son más lo que se lanzan a esta aventura. Pero ojo, no es oro todo lo que reluce, y si no hay una buena planificación detrás, es muy probable que con el paso de los meses, las ventas no son las esperadas.

Y es que no debemos olvidar que un eCommerce es un negocio, y como tal necesita dedicación, seguir una serie de pautas y, sobre todo, planificación en cada uno de los pasos que damos.

Una tienda online es mucho más que crear una web y llenarla de productos. Se trata de un proyecto que debe salir airoso de todos los procesos y tareas diarias, como la atención al cliente, la logística u otros factores esenciales para que el negocio prospere.

Para ello, no hay como comenzar desde el principio: la web. Si nuestra comercio electrónico es complicado y la navegabilidad no es funcional, los posibles compradores que lleguen abandonarán el sitio rápidamente. Y ya cuesta lo suyo conseguir que nos visiten como para desaprovechar esta oportunidad así.

También es esencial que nuestro eCommerce sea responsive, es decir, debe estar bien diseñado y adaptado a dispositivos móviles. El uso de smartphones y tablets a la hora de realizar comprar está viviendo un crecimiento imparable, por lo que si no te adaptas a los tiempos, te quedarás en el camino.

Una vez determinados estos factores imprescindibles, llega el siguiente elemento clave para triunfar con las ventas de nuestra tienda online: qué productos ofrecemos y cómo lo hacemos.

Como comentábamos anteriormente, un eCommerce es mucho más que crear una web. No se trata de llenarla de artículos sin ton ni son: igual de importante es la calidad de lo que vendemos como la forma de presentar nuestras ofertas.

 

Tips para que las fotografías de tus productos sean una clave de ventas

La imagen de nuestro negocio es uno de los pilares fundamentales del éxito. Y esto se aplica a todos los niveles, desde la imagen corporativa hasta la de los productos que ofrecemos. Una parte de nuestras futuras ventas viene definida por saber mostrar con la máxima calidad los artículos que ofrecemos.

Y es que no debemos olvidar algo obvio pero que en muchas ocasiones pasamos por alto: cuando el cliente no tiene acceso al producto físico, la fotografía se convierte en el único vínculo visual. Es evidente que las ficha técnicas y las descripciones aportan un valor imprescindible en cuanto que informan de sus características (y este es otro aspecto que debemos cuidar al máximo en nuestra web), pero el verdadero interés y la decisión final vienen de la mano de una buena fotografía.

Por ello, toma nota de estas 3 pautas básicas (y esenciales) para que las imágenes de tus productos sean el camino a tus ventas. No te conformes con incluir las primeras que encuentres. Da un paso más y asegúrate de las fotografías de tu tienda online tengan calidad y sepan transmitir fielmente las características de tus artículos.

  • Tamaño y posición: todas las imágenes deben ser del mismo tamaño, ya que la armonía es imprescindible. Lo mismo ocurre con la posición. Estos dos aspectos permiten alcanzar una coherencia visual que hará mucho más atractiva tu página y no transmitirá una sensación de desorden y descuido.

También es importante aportar al futuro comprador toda la información visual de producto. Para ello, es necesario hacer varias fotos desde diferentes ángulos (vista frontal, de perfil, trasera…)

  • Formato y calidad: al igual que en el punto anterior, la homogeneidad aquí sigue siendo clave. Por ello, el formato de todas las imágenes deber ser el mismo (lo más recomendable es .jpg o .png)

En cuanto a su tamaño, lo mejor es que no supere los 300k, para que la página cargue más rápidamente y de cara a un mejor posicionamiento SEO de los productos. Pero ojo, la calidad debe mantenerse al máximo: deben ser claras, sin brillos y nunca pixeladas.

  • Fondos: existe una premisa que nunca de vemos olvidar, y es que las imágenes, cuánto más sencillas, mejor. Para ello, lo más recomendable es usar fondos de colores neutros (el blanco suele ser el mejor).

También es importante no incluir elementos innecesarios en la imagen, ya que lo único que conseguirán es robar protagonismo al artículo.

En definitiva, todos necesitamos ver un producto antes de comprarlo. Por eso, la fotografía de producto se ha convertido en un elemento imprescindible de una tienda online. Es el único modo visual que tenemos de llamar la atención de nuestros futuros compradores, y por ello debemos mimarlas y ofrecerlas del mejor modo posible.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close