Nueva normativa del IVA en e-commerce 2021

A partir del 1 de julio de 2021, entró en vigor la nueva normativa de IVA referente al e-commerce UE, donde se hacen modificaciones significativas al régimen fiscal que se utilizaba con anterioridad. Si eres autónomo y realizas actividades de comercio electrónico, te interesa conocer en detalle los cambios que implica esta nueva normativa, la cual trata de agilizar y facilitar, notablemente, todos los procedimientos administrativos de los e-commerce europeos.

Consejos para tu negocio

Normativa europea del IVA en el e-commerce, antes y ahora

Los comercios electrónicos españoles que no superen un importe de facturación anual de 35 000 euros aplicaban, en todas las situaciones, el IVA de nuestro país cuando realizaban una venta a un cliente perteneciente a cualquier otro país de la UE. Sin embargo, si la facturación del negocio superaba ese umbral, se verían obligados a darse de alta para pagar el IVA correspondiente al país del comprador, pagando las tasas correspondientes en el mismo.

Con el Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril, se aprobaron determinadas modificaciones en la normativa de e-commerce IVA que afectarían directamente a lo que acabamos de comentar. Estas entraron en vigor desde el 1 de julio de 2021, por lo que debes prestar especial atención, ya que son de obligado cumplimiento por parte de todos los comercios electrónicos de la UE.

Teniendo una finalidad de agilizar y facilitar todos los trámites administrativos a los emprendedores, además de reducir la brecha entre el IVA de los países miembros, se propusieron varios cambios que, finalmente, terminaron aprobados. Estos han resultado en un panorama bastante diferente al anterior, y todos los empresarios cuyo negocio sea un e-commerce deben adaptarse y cumplir con la nueva normativa.

Cuáles son las principales modificaciones en la nueva normativa del IVA

La nueva normativa del IVA, a 1 de julio, ya ha entrado en vigor. Estas normativas tienen bastantes cambios importantes, en los que profundizaremos más adelante, pero lo principal consiste en que todas las operaciones quedarán sujetas al IVA del país al que llegue la mercancía, es decir, al país del consumidor. Esto implica la desaparición de los umbrales nacionales mencionados anteriormente, aunque existen dos condiciones para que el comerciante pueda repercutir el IVA en su país de origen:

  1. El negocio está establecido en un único país de la UE (es decir, el único punto de origen sería España, en este caso).
  2. La actividad de venta de bienes y servicios prestados a través del comercio electrónico no podrá superar los 10 000 euros en el ejercicio anterior ni en el presente.

Por tanto, todas las empresas que facturen más de 10 000 euros anuales por e-commerce, o bien desarrollen sus actividades en más de un país de la UE, se verán automáticamente obligadas a facturar con el IVA del país de destino, sin más excepciones. Además de lo que acabamos de comentar, los principales cambios que trae la nueva normativa son los siguientes:

  • La entrega de bienes se comienza a tratar a través de interfaz digital.
  • Ampliación de los regímenes especiales para declarar los servicios TRE con respecto al resto de servicios prestados cuando la tributación es en destino.
  • Eliminación de la exención al importar bienes de escaso valor.
  • Introducción de una nueva modalidad para la declaración y el pago del IVA al importar bienes con precio menor a 150 euros.
  • Modificación del lugar de realización de las entregas de bienes.
  • Actualización de la definición de las ventas a distancia.

¿Cuáles son las implicaciones que tendrán estos cambios en la nueva normativa?

Ahora existen dos nuevas categorías de entregas de bienes, donde cada una de ellas cuenta con un régimen de ventanilla única de importación exclusivo. Además, también es importante detallar la información del resto de modificaciones, para saber todo con respecto a ellas y poder actuar en consecuencia.

» Venta a distancia de bienes importados

Es una de las nuevas categorías de entregas de bienes, y son todas aquellas donde el proveedor se encarga de transportarlas desde un país tercero hacia un Estado miembro de la UE. En estas situaciones, existe la posibilidad de acogerse a un régimen especial de ventanilla única para el IVA, el cual está limitado a las ventas cuyo valor intrínseco no supere los 150 euros.

Además, para mejorar la aplicación de esta categoría, existe una exención del IVA a todas las importaciones que, al momento de importar, tengan que declararse de acuerdo al nuevo régimen. También es importante puntualizar que se suprimió la antigua exención para los bienes de escaso valor importados con valor menor a 22 euros.

» Venta a distancia intracomunitaria

En este caso, la segunda nueva categoría de entrega de bienes hace referencia a todas las entregas cuyo transporte se realice desde un estado miembro, y donde el destinatario es un consumidor final. En caso de que superen el umbral mencionado anteriormente, de 10 000 euros, tributarán en el país donde el consumidor recibe la mercancía, y los proveedores tienen la posibilidad de acogerse a un sistema de ventanilla única para la liquidación del IVA si distribuyen a distintos países.

» Entregas facilitadas por interfaces digitales

El tratamiento de los bienes entregados a través de interfaces digitales, es decir, empresas que prestan servicios de logística y/o almacenamiento a sus clientes, también cambió con la nueva normativa. Se considerará que, cuando los envíos tengan un valor intrínseco inferior a los 150 euros, el titular de la interfaz habrá recibido y entregado los bienes importados en nombre propio. Esto también ocurre cuando facilite la entrada de bienes a clientes europeos cuando las mercancías vengan de un Estado no miembro.

En estos casos, las entregas por parte del proveedor estarán exentas de IVA, y no limitarán el derecho a deducir el soportado por parte de los que se vean obligados a hacerlo. Además, el titular podrá acogerse a un modelo de ventanilla única para sus declaraciones.

» Importaciones inferiores a 150 euros

Existe una nueva modalidad para declarar y pagar el IVA para las importaciones de bienes cuyo valor intrínseco no supere los 150 euros, siempre y cuando no se opte por el modelo de ventanilla única. El IVA lo pagará el destinatario de los bienes, pero aquel que los presente frente a la Aduana (el que recauda el impuesto) tendrá que pagar el IVA a través de una nueva modalidad, que corresponde a las importaciones realizadas durante el mes natural.

» Regímenes especiales de ventanilla única

Con respecto a los regímenes de ventanilla única, existen tres nuevas modalidades para declarar el IVA en la entrega de bienes y servicios a consumidores europeos:

  1. Régimen exterior (prestados por empresarios o profesionales no establecidos en la CE).
  2. Régimen de la UE (prestados por empresarios o profesionales establecidos en la CE, en un Estado diferente al del consumidor).
  3. Régimen de importación (para ventas de bienes importados de países terceros, donde pueden acogerse aquellos que hagan envíos con un valor intrínseco menor a los 150 euros.

Si decides acogerte a cualquiera de los regímenes especiales de ventanilla única, podrás presentar una sola declaración del IVA para todas tus operaciones europeas. Tendrás que mantener un registro de operaciones a disposición de los estados participantes durante 10 años, y no podrás deducir el IVA soportado en estas declaraciones.

Como todo autónomo, es conveniente que estés al día con las últimas actualizaciones legislativas. En este caso, hablamos de modificaciones con un impacto muy elevado en el negocio del comercio electrónico, por lo que debes conocerlas a la perfección para no enfrentarte a inconvenientes con tu empresa.