Logística post Coronavirus: cómo afectará al sector la Covid-19

Nadie puede negar cómo la crisis del coronavirus ha afectado a todos los aspectos de nuestra vida. Y no solo a nivel personal, sino profesional. Las restricciones, la limitación de movimientos o el cierre de fronteras han causado un giro de 360 grados en todos o casi todos los procesos productivos y empresariales. Nada es como antes, y esto se nota en las tareas diarias de cualquier empresa, ya que las compañías han tenido que saber adaptarse a una nueva situación con muchas limitaciones.

Envoltorio Logístico

Es el caso de los eCommerce. Es cierto que el sector del comercio electrónico ha aumentado de un manera importante sus ventas, algo muy lógico, puesto que se convirtieron en la solución para abastecer a la población de determinados productos. Y no solo lo hicieron los grandes marketplaces, sino muchos comercios minoristas que decidieron crear sus propias tiendas online durante estos meses, dando el salto a un sector hasta ahora desconocido para ellos.

Sin embargo, las entregas B2B sufrieron una importante bajada, lo que provocó que muchas empresas de transporte tuvieran que reducir su plantilla. Esto trajo consigo una situación complicada para el sector logístico: aunque se incrementaron en gran medida los envíos de eCommerce (según datos de Organización Empresarial de Logística y Transporte, se produjo un aumento del 50 % en durante el estado de alarma), esta subida no pudo sustituir el bajón de los envíos B2B.

Este panorama provocó que varios negocios tuvieran que echar el cierre, y los que siguieron adelante, se vieron obligados a reducir personal y adoptar nuevas medidas para garantizar la seguridad de sus trabajadores y sus clientes. 

Estos cambios, que modificaron del todo la forma en la que habían estado realizando las entregas hasta el momento, afectó mucho al sector de la logística, ya que provocó importantes retrasos en los pedidos. En muchos casos, incluso se tuvieron que alargar los plazos de entrega (hasta 15 días tardaba una mercancía en llegar, cuando en condiciones normales solo eran necesarias 24 horas). 

Estas limitaciones han hecho daño al eCommerce, un negocio donde los usuarios están acostumbrados a recibir sus compras en unos plazos muy cortos de tiempo. Y aunque los comerciantes supieron limitar su impacto ofreciendo descuentos, ofertas o entregas gratuitas, lo que está claro es que la logística post coronavirus debe plantearse de manera inmediata una serie de estrategias encaminadas a que el sector sea más eficiente, eficaz y que pueda asegura la calidad y la puntualidad en sus entregas. 

Cómo enfrentarse a los retos de la Última Milla en la “nueva normalidad”

Después de la Covid-19, la logística se enfrenta a dos grandes desafíos: garantizar los envíos a tiempo y asegurar la seguridad de trabajadores y clientes. Los compradores no han dejado de ser exigentes, y una vez pasado el temporal, quieren que sus productos lleguen en el mejor tiempo posible y con las mejores condiciones.

La inmediatez de las entregas, que siempre se ha perfilado como una clave esencial para el éxito de un eCommerce, ahora lo es mucho más. Y para lograr este objetivo, el comercio electrónico debe contar con alternativas que les permitan dar un respuesta rápida y eficaz. Así, ahorrar tiempo y costes ha de convertirse en una de las máximas de la gestión del negocio.

Todos estos condicionantes forman parte de la Última Milla, uno de los conceptos más importantes dentro del sector de la logística que ahora cobra un protagonismo especial, ya que los tres actores protagonistas -el comercio, el partner logístico y la empresa de transporte- se enfrentan varios retos que exigen respuestas eficaces.

Uno de ellos es, sin duda, la automatización de los procesos logísticos de una tienda online. Cuanto más rápidos sean todos los trámites, más cerca estará de cumplir con los plazos. Además, para que un negocio electrónico sea rentable, es esencial saber cómo optimizar la gestión de envíos ahorrando costes y tiempo.

Por ello, para lograr cumplir con uno de los retos más importantes de la Última Milla post coronavirus, es esencial contar con integraciones para automatizar la logística. Es el caso de los módulos de Packlink PRO, unas alternativas de envíos online para eCommerce que son compatibles con marketplaces como Amazon o eBay y con las principales plataformas de comercio electrónico, como Shopify, PrestaShop o WooCommerce, entre otras. 

Estas integraciones permiten automatizar todos los envíos de la tienda de un modo más ágil, integrar el eCommerce en pocos pasos, sincronizar automáticamente todos los pedidos y elegir entre más de 300 servicios de mensajería de los principales transportistas el mercado.

Otra de las medidas que marcarán las tendencias de la logística post coronavirus será el auge de taquillas físicas y puntos de recogida donde el cliente pueda ir a buscar sus compras. Este sistema, conocido también como puntos de conveniencia, son locales comerciales a pie de calle con unos amplios horarios de apertura, incluso durante los de fines de semana. 

Actualmente ya es un sistema al alza, pero lo será en mayor medida, ya que reduce costes, elimina el contacto entre los mensajeros y los usuarios, y además da más libertad a los compradores, que no tendrán que esperar en casa hasta que llegue su pedido. 

En conclusión, el sector logístico se enfrenta a importantes desafíos ante la “nueva normalidad” que comienza. Y para lograrlos, es imprescindible poner en marcha medidas inmediatas que aseguren la calidad de los servicios, la puntualidad de las entregas y por supuesto, la seguridad de todos los procesos. 

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close