Errores más comunes al crear tu tienda online: la guía definitiva

El gran auge del eCommerce de los últimos años está sirviendo de empujón para que muchas empresas y emprendedores se lancen a crear sus propias tiendas online como una alternativa más para mejorar su negocio y aumentar el número de ventas.

Ecommerce

Y lo cierto es que una opción muy atractiva y, según cómo se enfoque, no necesita grandes inversiones. De hecho, abrir un negocio digital puede resultar una tarea relativamente sencilla y económica, ya que actualmente existen multitud de plataformas eCommerce que permiten montar una tienda sin necesidad de depender de informáticos o programadores por un presupuesto casi nulo.

Por ello, son muchos los que se lanzan a esta aventura con emoción, pero con el paso de los meses, las ventas online no son las esperadas y el disgusto llega. Y es que, una tienda online no deja de ser un negocio, y como tal, necesita dedicación, seguir una serie de pautas y, sobre todo, planificación. Un eCommerce es mucho más que crear una web y llenarla de productos.

No somos gurús de las ventas, por lo que no te vamos a explicar qué hay que hacer para alcanzar el éxito. Vamos a regalarte algo mejor: ofrecerte la guía definitiva de lo que NO hay que hacer.

Echa un vistazo a esta lista con los 12 errores más comunes al crear una tienda online, te será útil tanto si estás pensando en lanzarte a la aventura como si ya tienes un negocio digital y buscar mejorarlo.

  • No contar con un proyecto bien definido

Como hemos comentado, antes de poner en marcha cualquier tipo de negocio es necesario realizar un análisis de mercado y un estudio de la competencia. Y con una tienda online, esta premisa cobra una especial importancia.

La cantidad de negocios digitales actuales hace que para tener éxito, tengamos que destacar de nuestra competencia. No tiene sentido lanzarse a crear un eCommerce con lo primero que se nos pase por la cabeza, sin saber qué acogida tendrá en el mercado y sin conocer a fondo quienes ofrecen lo mismo y cómo lo hacen.

  • Escoger la plataforma incorrecta

Comienza por investigar qué plataformas hay disponibles y cuál es la más adecuada para las características de tu negocio y tu presupuesto. Es un aspecto clave para llegar a tu público objetivo.
Entre las plataformas eCommerce más utilizadas actualmente se encuentran Prestashop, Magento y WooCommerce. Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que analiza tu caso particular y toma tu decisión en función de ello.

  • Escasa información corporativa

Uno de los frenos más habituales a la hora de comprar en una tienda online es la falta de confianza. Hay muchas negocios engañosos, y muchas veces no nos fiamos.

Por ello, no se puede descuidar la parte de la web donde se habla de la empresa y no incluir datos esenciales como dónde está, quiénes trabajaban en ella y otra serie de información básica, como el correo de atención al cliente, teléfono de contacto, dirección postal o los detalles de la política de devoluciones y gastos de envío.

  • La web es complicada y la navegabilidad no es funcional

Los usuarios que lleguen a tu eCommerce deben poder disfrutar de una experiencia de navegación óptima, si no, abandonarán el sitio rápidamente.

Uno de los errores más comunes es no contar con un diseño apropiado que facilite al máximo la navegación. Así que haz que los menús sean simples y funcionales, reducen el número de pasos para realizar la compra y destaca algunos de tus productos.

  • eCommerce no “responsive”

Google penaliza ya desde hace tiempo aquellos sitios web que no son responsive, es decir, aquellos que no estén adaptados a dispositivos móviles. Por ello, es esencial que tu tienda online sea responsive, para tener la visibilidad esperada y facilitar la navegación.

El uso de dispositivos móviles a la hora de realizar comprar está viviendo un crecimiento imparable, por lo que si no te adaptas a los tiempos, te quedarás en el camino.

  • No tener un buen buscador de productos

El tiempo es oro, y más en Internet. Si un posible cliente no tiene a su disposición un buscador de productos que le de acceso rápido a lo que está buscando, lo más posible es que se canse si tiene que estar buscando por la web hasta encontrarlo.

En este sentido, también es importante conseguir que una búsqueda se convierta en varias ventas. Por ello, no debes pasar la oportunidad de incluir productos relacionados con la primera intención de compra.

  • No hacer promociones ni descuentos

Conseguir ingresos es el objetivo fundamental de una tienda online, y es más difícil hacerlo si no llamas la atención de los futuros compradores con ofertas que no quieran dejar escapar.
La mayoría de los comercios digitales no desaprovechan fechas claves como el Black Friday, el Cyber Monday, la Navidad o las rebajas de verano. Es el mejor modo de atraer más visitas que se conviertan en clientes.

  • Información del producto engañosa o escasa

Si hay algo que molesta a los compradores online es no tener imagen en un producto, que su descripción sea incompleta, o peor aún, que no se corresponda con la realidad. Escatimar en las descripciones de los productos en un error que se paga caro, ya que el usuario abandonará la página

Con las imágenes ocurre lo mismo: si no ponemos a disposición de los visitantes fotografías de calidad que puedan mostrar cómo es el producto que vendes, no seguirá adelante con su compra.

  • No incluir información de envío a lo largo de todo el proceso de compra

A todos nos ha ocurrido alguna vez que, cuando vamos a comprar algo por internet, ya lo hemos elegido y procedemos al pago, nos encontramos con la sorpresa de que su precio sube.

No informar a lo largo del proceso de compra del coste de envío y de las condiciones del mismo provocará un gran números de abandonos en tu tienda, y lo que es peor, un número importante de enfados que harán que ese futuro clienta ya no vuelva.

  • Métodos de pago muy limitados

Uno de los elementos esenciales que debemos tener en cuenta en el momento de crear una tienda online o mejorarla es el método de pago que ofreceremos a los clientes. Es una decisión fundamental, ya que no solo será clave para el desarrollo del negocio, sino para mejorar además la experiencia de los usuarios.

Por ello, ofrece las máximas alternativas posibles para que la llegada al carrito de la compra sea una fase que no cree dificultades y no suponga un freno a la hora de finalizar la compra. Las modalidades más efectivas son tarjeta de crédito o débito, Paypal, transferencia bancaria y pago contra reembolso.

  • No tener en cuenta la logística

La compra en una tienda online no acaba en el pago. Aún falta un paso esencial: que llegue a manos del comprador. Y en este sentido, un fallo en la logística puede estropear toda la experiencia de compra.

Los compradores son cada día más exigentes e impacientes, y valoran sobre medida todas las facilidades en los envíos y en las devoluciones, así como en los tiempos de entrega.

  • Mala atención al cliente

En una tienda online, el proceso de atención al comprador empieza en el momento en que este llega a la página y termina cuando el producto llega a su domicilio. Si un eCommerce falla en cualquiera de estas fases del proyecto, el cliente no volverá a confiar.

Por lo tanto, si no contestas a sus dudas o reclamaciones y no les das respuestas efectivas, el servicio al cliente dejará mucho que desear y tus ventas se resentirán.

 

Crear una tienda online de éxito exige tiempo, esfuerzo y sobre todo, planificación y trabajo duro. Incluso siguiendo todos los pasos adecuadamente, puede que el negocio tarde en despegar.

Por ello, te damos un último consejo: no abandones demasiado pronto. Sé constante, innovador y ponle ganas. Las ventas llegarán.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close