Black Friday 2021: ¿Cuáles serán las tendencias de compra online en la nueva normalidad?

La pandemia COVID-19 ha cambiado de forma radical los hábitos de compra de los consumidores a nivel mundial. Nos encontramos ante un panorama de consumo diferente, ya que las restricciones limitaron la movilidad de las personas y las tiendas más pequeñas se vieron obligadas a cerrar. El caos que rodea a las tradiciones del Black … Continued

Ecommerce

La pandemia COVID-19 ha cambiado de forma radical los hábitos de compra de los consumidores a nivel mundial. Nos encontramos ante un panorama de consumo diferente, ya que las restricciones limitaron la movilidad de las personas y las tiendas más pequeñas se vieron obligadas a cerrar. El caos que rodea a las tradiciones del Black Friday y el Cyber Monday, con la gente amontonándose en las tiendas y luchando por conseguir la última tendencia, parecía haber disminuido. Las consecuencias económicas para los minoristas en 2020 provocaron que el habitual frenesí del Black Friday pasara de durar un día, a un mes, ya que se vieron obligados que buscar nuevas formas de recuperar sus pérdidas en ese año comercial tan complicado. Los consumidores se volcaron en masa en las compras online y los smartphones sustituyeron a los escaparates de toda la vida. En 2020, en Estados Unidos (donde se originó el Black Friday), se generaron un total de 9000 millones en ventas, de los cuales 3600 millones se realizaron desde smartphones, un 25 % más que el año anterior. A medida que los consumidores y minoristas empiezan a ver la luz al final del túnel, ¿cuáles son las predicciones y tendencias para el Black Friday 2021? ¿Volveremos a los días de compras hedonistas de los tiempos prepandémicos?

¿Se verá impulsado el éxito de los minoristas durante el Black Friday 2021?

Las ventas por internet del Black Friday a nivel mundial se dispararon en 2020, ya que los consumidores se pusieron a comprar desde la comodidad de sus hogares. Como el tiempo de espera para las ventas pasó de días a semanas, el escenario estaba preparado para un impresionante mes de compras online. El hecho de que los minoristas anunciaran sus ofertas a principios de noviembre de 2020 dio a los consumidores el impulso necesario para comprar antes, hasta el punto de que las ventas mundiales en las tres primeras semanas de noviembre aumentaron un 28 % respecto al año anterior. Las ventas del Black Friday en noviembre de 2020 aumentaron más del doble, hasta el 168 %, con respecto a octubre del mismo año, aunque fueron drásticamente inferiores a las de 2019, que registraron incrementos del  213 %. Las tendencias positivas se reflejaron en muchas de las grandes economías europeas. Reino Unido fue testigo de un crecimiento en las ventas del 33 % con respecto al año anterior durante las tres primeras semanas de noviembre y de un enorme aumento del 263 % con respecto a las ventas en octubre. Francia registró un crecimiento en las ventas del 66 %, mientras que el aumento en Alemania fue más moderado: un 11 % de las ventas entre el 1 y el 21 de noviembre. Sin embargo, durante el Black Friday aumentaron un 168 % en comparación con el mes de octubre. 

Los minoristas se han enfrentado a retrasos en los envíos y a problemas en la cadena de suministro, como se observó en marzo de 2020, cuando el gigante de los envíos, Amazon, anunció a vendedores y proveedores que suspendía los envíos de artículos no esenciales a sus almacenes. En su lugar, priorizó el material sanitario y los productos de alta demanda hasta el 5 de abril de ese mismo año. El cambio parece claro: la pandemia ha convertido el Black Friday y el Cyber Monday en una maratón de compras más que en un sprint. Es probable que esa tendencia de alargar los periodos de compra en lugar de concentrarlos en un día haya llegado para quedarse y está claro que definirá la trayectoria futura de estos dos gigantescos eventos de compras en 2021. 

¿Seguirán los minoristas alargando las ventas del Black Friday y el Cyber Monday?

Es probable que los comerciantes actúen con cautela, ya que la pandemia sigue causando estragos y creando incertidumbre. Las tiendas podrían tener que cerrar de un momento a otro por orden del gobierno y las empresas son muy conscientes de que no pueden confiar sólo en las ventas físicas. Cada vez son más los minoristas que optan por modelos de venta híbridos centrados en la venta online para proteger sus flujos de ventas y atraer consumidores. 

Esto ha creado la tormenta de compras perfecta. Los consumidores están preocupados por el stock y los retrasos, mientras que los minoristas se enfrentan a las perspectivas de escasez de mano de obra y problemas en los envíos, lo que es probable que alargue la duración de las ofertas navideñas para atraer y mantener a los clientes. No se puede sobrestimar el suministro de productos continuo o la falta de complicaciones. En junio de 2021, un importante brote de COVID-19 en uno de los mayores puertos de China provocó interrupciones en el transporte marítimo de todo el mundo. La preocupación aumentó cuando parecía que las últimas tendencias no estarían disponibles para alimentar el insaciable apetito de productos online en Europa y Norteamérica. Las cadenas de suministro son cada vez más inciertas y complejas, lo que provoca la ansiedad de los consumidores por las compras y de los minoristas por evitar que sus estanterías queden vacías en momentos clave. Es probable que esta situación alimente la prolongación de los tiempos de espera en las grandes temporadas de compras, como el Black Friday, el Cyber Monday y, por supuesto, la Navidad. 

¿Qué tendencias pueden surgir para alimentar el entusiasmo del Black Friday este año?

La preocupación de los clientes por los retrasos en los envíos y los problemas de suministro han creado el «síndrome de las compras anticipadas». Los usuarios online están comprando antes que nunca en la década anterior para asegurarse de poder disfrutar las mejores ofertas de Black Friday y que sus compras les lleguen a tiempo. También hay que tomar en cuenta que están volviendo eventos como bodas, graduaciones y baby showers que se pospusieron o redujeron. La gente puede volver a viajar y la apertura del comercio y el ocio está impulsando la compra de muchos productos que durante la pandemia casi se habían dejado de adquirir.

Según Conductor, una plataforma de marketing especializada en las búsquedas en Internet, las búsquedas de artículos de equipaje como «Bolsos de Chanel 2021», «Bolso de Simply Southern», «Accesorios de Bogg Bag» y «sets de viaje» han aumentado más de un 1000 % en 2021. Ahora que las parejas de todo el mundo pueden volver a casarse a medida que se eliminan las restricciones, una de las mayores búsquedas de artículos a finales de 2021 fue la de «vestidos de noche para bodas», que se ha disparado un 1000 % en comparación con 2020. Es probable que el Black Friday 2021 (y el Cyber Monday también) se caractericen por una enorme demanda de productos que no sirvieron para nada durante la pandemia y, por tanto, harán que 2021 sea distinto de los años anteriores.

¿Por qué el Black Friday de 2021 será tan diferente de los años anteriores?

Es probable que genere un gran impacto en las compras de este Black Friday y Cyber Monday, y muchos de nosotros oiremos hablar de ello: ¡Escasez mundial de semiconductores! ¿Por qué? Incluso antes de la pandemia, esta escasez ya era un problema. Los semiconductores se usan en todo tipo de aparatos como ordenadores, smartphones e incluso cepillos eléctricos. Según el CEO de STMicroelectronics , Jean-Marc Cleary, no «volveremos a una normalidad antes de la primera mitad de 2023». Esto afectará a la capacidad de los consumidores para comprar estos productos tan codiciados y dejará a los minoristas tratando de lograr abastecerse de las últimas tendencias.

Para los compradores del Reino Unido, el principal problema que causa ansiedad a consumidores y minoristas es, sí, otra vez, el Brexit. Desde la salida de la UE, la escasez de mano de obra, combustible y alimentos se ha acentuado. El Reino Unido ha sido uno de los países más afectados por los problemas de suministro mundiales, ya que miles de trabajadores de la UE han abandonado el país y las estrictas leyes de inmigración han dificultado en gran medida el regreso de los trabajadores. En 2021, los periódicos británicos han informado de la enorme escasez de conductores de vehículos pesados y de que el Reino Unido necesitaba 100 000 conductores para llenar ese vacío. Esto tendrá un impacto directo en las mercancías que se envían a través de Reino Unido y es probable que creen retrasos para los ansiosos compradores a la caza de las mejores ofertas del Black Friday.

Es probable que el Black Friday 2021 se acabe convirtiendo en el Black November conforme más consumidores se adapten a las nuevas formas de compras online. Los minoristas han tenido que adaptarse a la velocidad de la luz a los comportamientos de los consumidores que se basan en la tecnología y que han florecido en tiempos de incertidumbre económica. Han surgido estrategias integrales de venta online para garantizar que los minoristas sigan despertando el interés de los consumidores durante ese mes de compras y no solo durante un día, como ocurría en los tiempos anteriores a la pandemia. Esto ha supuesto que, en lugar de ofrecer todos los productos en un mismo día, se vendan diferentes productos en días concretos.

Vender en el momento oportuno y, al mismo tiempo, esforzarse por mantener el impulso durante períodos más largos para atraer al cliente más tecnológico se ha convertido en un acto de malabarismo. Los minoristas están adoptando modelos híbridos para impulsar las ventas, centrándose en las ventas online y utilizando minuciosas estrategias publicitarias para mantener la maratón y no colapsar durante el sprint. A medida que los problemas de entrega y suministro siguen aumentando la incertidumbre de los consumidores, las soluciones de envíos online versátiles y fiables como Packlink desempeñarán un papel importante a la hora de aliviar los problemas de entrega en la época de compras que se avecina.